Yordan mete miedo y Astros se van 2-0

by Oct 14, 2022

AP- Hemos llegado a un punto en la joven carrera del cañonero de los Astros, Yordan Álvarez, en el cual el cubano está recibiendo el tipo de respeto — ¿o es miedo, o terror? – que alguna vez estuvo reservado para Barry Bonds, a quien rutinariamente le daban boletos intencionales con corredores en base durante sus días con los Gigantes, para que los dirigentes rivales no tuvieran que verlo dando kilométricos jonrones.

Álvarez, quien bateó un monumental cuadrangular de oro de tres carreras para vencer a los Marineros en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana, largó un bambinazo de dos rayas a la banda contraria ante el dominicano Luis Castillo en el sexto inning para poner a los Astros adelante y liderar la victoria 4-2 sobre Seattle en el Juego 2 la tarde del jueves en el Minute Maid Park. Eso fue el detonante para que el piloto de los Marineros, Scott Servais, ordenase más adelante un boleto intencional para Álvarez con un corredor en primera base, pero el año ya estaba hecho.

Guiados por Álvarez, quien se convirtió en el primer jugador en la historia de la postemporada con múltiples jonrones para dar la ventaja en la 6ta entrada o después con su equipo perdiendo, los Astros ahora dominan 2-0 la SDLA, que se llevará el primero que gane tres cotejos.

“Pensé en Barry Bonds”, dijo Baker después del juego sobre el boleto intencional en el octavo inning. “Esas son cosas estilo Barry Bonds. Ese es el mayor respeto posible. Y Bregman se puso a la altura del momento, además. Por eso tengo a Bregman bateando detrás de Yordan, porque todo lo que necesitas en esa situación es un hit. Enseguida pensé en Bonds. He visto eso un montón de veces, pero no desde hace mucho tiempo, desde Barry Bonds”.

Baker sabe de lo que está hablando. Dirigió a Bonds con los Gigantes cuando el slugger estaba creando el mismo tiempo de miedo que Álvarez en los managers contrarios. El toletero zurdo de 25 años es el primer jugador que recibe una base por bolas intencional en la historia de la postemporada con un corredor en primera (y nadie en segunda, o tercera) desde Bonds en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2003.

“Obviamente, nos ha hecho daño en esta serie”, dijo Servais. “Ahora mismo está encendido. Tienes que reconocer eso. Yo pienso que uno de cierta forma planea la forma en la que quieres navegar por la alineación de ellos y los muchachos con los que quieres tener cuidado”.

En la historia de series de postemporada al mejor de cinco juegos, los equipos que toman ventaja de 2-0 terminan ganando la serie 77 de 87 veces (89%). (De los 10 equipos que han superado ese déficit, el más reciente fue los Yankees del 2007 contra Cleveland.) En Series Divisionales con el actual formato de 2-2-1, los equipos que han ganado el Juego 1 y el Juego 2 en su estadio de local han avanzado 30 de 33 veces (91%), con 19 completando la barrida en el Juego 3.

Los Astros se dirigen a Seattle para el Juego 3 el sábado necesitando una victoria para avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana por sexta campaña consecutiva. Lance McCullers Jr. abrirá por Houston en lo que será el primer partido de playoffs en Seattle desde el 2001.

Álvarez puso arriba a los Astros, 3-2, en el sexto inning cuando sacó un sinker de 98.3 mph de Castillo por los Crawford Boxes en el jardín izquierdo para un jonrón de dos carreras. Antes de ese batazo, Castillo solamente había permitido que tres bateadores se embasaran – un cuadrangular solitario de Kyle Tucker en el segundo inning, un doble del dominicano Jeremy Peña en el cuarto y un globito de Peña antes del bambinazo de Álvarez.

“Creo que estaba tirando tremendo juego”, dijo Álvarez. “Es un gran lanzador. Pero ya me había enfrentado a él dos veces antes en el juego y llegué buscando un buen pitcheo para hacer buen contacto, y eso fue lo que conseguí, y con suerte pude darle ahí”.

Castillo quedó sorprendido de que Álvarez pudo darle con el barril del bate a una bola que estaba a cuatro pulgadas del plato.

“Fue sorprendente dado dónde estaba el pitcheo”, dijo Castillo. “Todo el crédito para él. Pudo hacer contacto y dar un jonrón y ponerlos arriba 3-2. Pero creo que hicimos muy buen trabajo contra él”.

El heroísmo de Álvarez en la postemporada no es nada nuevo. El oriundo de Las Tunas fue el Jugador Más Valioso de la SCLA el año pasado y tiene línea de por vida de .292/.399/.517 en la postemporada con cinco jonrones, 19 remolcadas y dos boletos intencionales – incluyendo uno con un corredor en primera base.