Las cosas van cada vez más rápido para Canelo Álvarez, que no deja de apuntar que su objetivo es hacer historia en el boxeo y que ahora su nuevo reto es convertirse en campeón indiscutido del supermedio. Lo primero es subir en la madrugada de este sábado al domingo al ring para enfrentarse a Avni Yildirim, pero su entrenador y mánager Eddy Reynoso tiene todo programado ya.

“La de Yildirim es una pelea que es obligatoria, por lo tanto, tenemos que hacerla y luego enfocar nuestra atención en Billy Joe Saunders”, dijo Reynoso a Little Giant Boxing.

El mentor del campeón del supermedio por el WBC y WBA, explica que es un combate trampa: “Canelo está en el nivel donde tiene que imponerse. No diría que será fácil porque cada pelea es diferente, pero hicimos un trabajo tremendo en el campamento. Pero estas son las peleas más peligrosas porque no tenemos nada que ganar y mucho que perder. Las mayores tragedias llegan en combates así”.

En concreto, Yildirim es un viejo conocido para Álvarez, pues Canelo trabajó dos semanas que Avni como sparring mientras se preparaba para su revancha con Gennadiy Golovkin. Sin embargo, Reynoso ya piensa más allá del episodio de este fin de semana en Miami.

“Somos conscientes de que Saunders trabajará bien porque se va a enfrentar al mejor del mundo [Canelo] y sabe que elevaría su estatus en el boxeo si gana”, comentó el preparador sobre el más que probable enfrentamiento en mayo entre el británico y su pupilo. Pero no sólo de él habló Reynoso, que tiene al tercer rival en mente ya: “Caleb Plant es un excelente boxeador y me gusta su estilo. Espero que ganemos las dos peleas que hemos negociado [Yildirim y Saunders] y luego el combate con Calen Plant para intentar hacer lo que ningún mexicano ha hecho, ser campeón indiscutido”.