Yankees hicieron los deberes para retornar a NYC

by Oct 17, 2022

El domingo en el Juego 4 de la Serie Divisional de la Liga Americana, los Yankees enfrentaban la eliminación y recurrieron a su mayor inversión para ayudarlos a seguir con vida: El abridor Gerrit Cole, el hombre de los US$324 millones.

Cole cumplió a carta cabal, con 7.0 entradas de seis hits, dos carreras, ocho ponches y una sola base por bolas ante los Guardianes, adjudicándose la victoria en un triunfo por 4-2 de los Bombarderos del Bronx. De esa manera, Nueva York obligó un decisivo Juego 5 de la serie que se disputará el lunes por la noche en el Yankee Stadium.

Otro héroe de la jornada fue el jardinero Harrison Bader, quien disparó cuadrangular por tercera ocasión en esta serie, un jonrón de dos carreras frente a Cal Quantrill que al final, fue la diferencia a favor de los Yankees.

Y finalmente el “caballo de trabajo” del bullpen de Nueva York, el dominicano Wandy Peralta, dominó fácilmente a los bateadores de Cleveland de 1-2-3 con un ponche en la novena entrada tras hacer 42 pitcheos entre sus presentaciones del viernes y sábado, agregando siete más domingo para adjudicarse el salvamento.

Con todo eso, los Yankees se han ganado el derecho de disputar su juego de vida o muerte ante su rabiosa afición en Nueva York, con un duelo monticular entre Jameson Taillon y Aaron Civale.

“Creo que no lo quisiéramos de otra manera que volver al Bronx”, expresó Bader, quien ha hecho historia en los anales de los Yankees con sus tres estacazos en esta serie. “Estamos emocionados con la energía que tenemos ahora y (el lunes) es un día nuevo. Saldremos a jugar nuestro mejor béisbol. Eso es todo”.

De su parte, Cole lleva ahora 16 ponches y tres carreras permitidas en 13.1 entradas de esta Serie Divisional, ganando sus dos aperturas—las dos victorias hasta ahora de los Yankees en esta serie al mejor de cinco.

“No afronté el partido de una manera diferente”, dijo Cole. “Simplemente salí e hice mi trabajo”.

En la historia de la postemporada, el equipo de la casa (excluyendo playoffs/Serie Mundial del 2020, en estadios neutrales) tiene marca de 61-63 en partidos de vida o muerte. Pero se espera un ambiente eléctrico en el Yankee Stadium el lunes, con una oportunidad de enfrentar a los Astros en la Serie de Campeonato de la Liga Americana en juego.

“Espero que eso sea picante, que se sienta. Todos estamos emocionados” dijo el venezolano Oswaldo Cabrera, quien jugó en el campo corto el domingo tras patrullar el jardín izquierdo en los primeros tres choques de esta serie. “Nunca hemos bajado la guardia. Nunca hemos bajado la energía, las ganas. Estamos jugando muy fuerte. Estamos dejándolo todo en el terreno de juego y el lunes será el doble… el triple.

“Pero entre esas cosas, tratar de controlar la presión, de controlarse uno mismo en el terreno de juego y salir a competir. No hay de otra”.