Carson Wentz llegó a los Colts en la presente temporada baja con la promesa de ser el nuevo quarterback titular del club. No obstante, fiel a su carrera en la NFL, el pasador ya fue víctima de las lesiones y anhela con retornar.

De acuerdo con WISH-TVWentz indicó que se siente cómodo con su rehabilitación tras su primera práctica con el club; el pasador de 28 años se encontraba inactivo por una lesión en el pie que lo llevó al quirófano el 2 de agosto.

“Soy optimista, pero veremos cómo responde. Será decisión de los doctores”, indicó Wentz. “Mientras no agrave la lesión o empeore. He pasado por cosas peores, pero esto se resume a lo que los doctores digan”.

Las señales de progreso que mostró Wentz en el entrenamiento (participó de forma limitada) incluso dejaron anonadado a Frank Reich, quien aseguró que la recuperación podría ser más breve de lo anticipado. “Estoy un poco sorprendido. Siento que estamos adelantados por una semana”, aseveró el coach.

El avance de Wentz son buenas noticias al considerar que originalmente se especuló que tanto el QB como Quenton Nelson (quien sufrió la misma lesión que el pasador) podrían estar fuera entre cinco y 12 semanas. Si el proceso se ha adelantado, Wentz podría recibir el alta médica previo al arranque de la campaña regular en el escenario más optimista.