Weah y otros jugadores enfrentaron insultos racistas

by Jun 28, 2024

(AP) — Tim Weah y otros integrantes de la selección de Estados Unidos recibieron una andanada de insultos racistas en las redes sociales tras la derrota del jueves por 2-1 ante Panamá en la Copa América.

La Federación Estadounidense de Fútbol emitió un comunicado en el que se dijo “profundamente molesta por los comentarios racistas difundidos en línea”.

Weah, quien es negro, recibió la tarjeta roja directa a los 18 minutos, tras propinar un puñetazo a un jugador panameño.

La última vez que un seleccionado estadounidense se había llevado una expulsión tan pronto se remontaba a 2010, cuando Jimmy Conrad fue echado de un encuentro amistoso ante Honduras.

En inferioridad numérica, los estadounidenses se pusieron en ventaja y luego estuvieron a punto de preservar un empate. Sin embargo, Panamá anotó en las postrimerías para comprometer gravemente las esperanzas norteamericanas de clasificación a la siguiente fase.

Según la Federación, varios jugadores estadounidenses fueron objeto de comentarios racistas.

“Absolutamente no hay lugar en el deporte para semejante conducta intolerante y discriminatoria”, enfatizó el comunicado. “Estos actos no sólo son inaceptables, sino también contrarios a los valores de respeto e inclusividad que defendemos como organización”.

La Federación añadió que ofrecerá servicios de salud emocional a cualquier jugador o empleado que lo solicite. El órgano rector del fútbol en Estados Unidos reportó también el abuso racista a la CONMEBOL.

“Nuestra organización trabaja permanentemente en la evolución de una nueva cultura que erradique las expresiones de racismo, los contenidos en redes sociales y todo tipo de violencia o discriminación en torno a nuestro fútbol”, enfatizó la CONMEBOL en un comunicado. “Condenamos en cada lugar y en cada ocasión, actitudes de intolerancia ocultándose detrás de cuentas en plataformas sociales bajo cualquier forma de expresión”.

Weah emitió una disculpa pública en las redes sociales, por la agresión que derivó en la tarjeta roja y que afectó gravemente a su equipo.

“¡No importa lo que pase, siempre pelearé por mi equipo y mi país, hasta el día en que no me necesite más o no sea capaz de hacerlo!”, enfatizó. “Sinceramente me disculpo con todos. Mi amor por este equipo va más allá del fútbol y estoy muy triste y disgustado conmigo mismo por poner a mis hermanos en la situación por la que pasaron esta noche”.