A pesar de que el panorama no luce nada alentador para Deshaun Watson, quien enfrenta 22 demandas por abuso sexual, el aún quarterback de los Texans piensa que podrá jugar la campaña 2021 lejos de Houston.

Según informa Tom Pelissero, de NFL Networkel producto de Clemson no asistirá a las actividades de pretemporada de los Texans y se mantiene firme en su decisión de ser traspasado.

En enero de este año Watson solicitó a la recién contratada gerencia del club, comandada por Nick Caserio, permiso para buscar un canje, deseo que aún se mantiene.

Las posibilidades de que el pasador abandone el NRG Stadium parecen mínimas en 2021. Previamente se informó que debido a sus problemas extracancha era prácticamente un consenso en la NFL que Watson no jugaría la próxima temporada.

Antes de que se revelarán los casos de abuso por parte del QB de 25 años fue buscado por al menos ocho organizaciones ─Jets, Dolphins, Panthers, Broncos, 49ers, Patriots, Bears y el Washington Football Team.