Una gran noche para Campazzo

by Feb 1, 2021

En la NBA las oportunidades llegan. Siempre o casi, casi siempre. A veces, simplemente porque las lesiones castigan a una rotación y los entrenadores mueven las piezas como pueden. Después de un tramo en el que iba visiblemente a menos, Facundo Campazzo tuvo su gran noche NBA por el rival (unos Jazz que llegaban como mejor equipo de la NBA y con once victorias seguidas) y por el momento y la necesidad de su equipo: después de un primer tiempo literalmente perfecto (79-54 con un 15/17 en triples para los de las Rocosas), las lesiones de Gary Harris, el escolta titular, y RJ Hampton, base que entró antes que Campazzo en la primera parte, los Nuggets se prepararon para resistir la carga de los Jazz, que llegaron a ponerse a 14.

No hubo remontada milagro. En gran parte gracias a Nikola Jokic, que después de sus 22 puntos del primer cuarto acabó con 47, 12 rebotes y 5 asistencias (seguramente el favorito ahora mismo para el MVP con Joel Embiid y LeBron James cerca). También porque la distancia era lo suficientemente grande y los secundarios de los Nuggets (claramente a más: 12-8 ahora) ayudaron en momentos que podían haberse convertido en difíciles. Uno de esos secundarios fue Campazzo, que sin Harris ni Hampton pasó de otro tramo muy discreto en la primera parte a destapar su mejor juego en la segunda, cuando acumuló minutos en el momento importante y acabó con 11 puntos y 5 asistencias en casi 20 minutos en pista. Una gran noche para el argentino, desde luego. Y así lo reconocieron los periodistas.