Dominic Thiem ha recuperado el ánimo en Madrid. El austriaco, que llevaba sin jugar desde el 16 de marzo por sus problemas en las rodillas, ya está en cuartos de final Mutua tras ganar cin cierta holgura los dos partidos que ha disputado. Este jueves, en octavos, ganó en dos sets a Alex de Miñaur (7-6 (6) y 6-4) a quién ya había superado en sus tres anteriores enfrentamientos. Un bálsamo para Thiem en el inicio de su temporada de tierra que le puede dar confianza de cara a Roland Garros.

Ante el australiano de 22 años y 24º del mundo, Dom sufrió en el primer set en el que tuvo que remontar el break de salida que le coloco Alex y resolver la papeleta en un duro desempate. El segundo set lo controló de inicio y luego supo reaccionar cuando el aussie igualó el quiebre del tercer juego. Este viernes se enfrentará al ganador del duelo entre el estadounidense John Isner y el ruso Andrey Rublev.

Bublik frena a Karatsev

La gran sorpresa de la mañana la dio el kazajo Alexander Bublik, que superó al ruso Aslan Karatsev, semifinalista en el pasado Open de Australia, por 6-4 y 6-3 en una hora y 14 minutos.

Bublik se mostró muy sólido al saque (14 aces y un 79% de puntos ganados con el primer saque) y también logró salvar 7 de las 8 bolas de break que afrontó ante un Karatsev que apenas ganó el 60% de puntos con su saque, lo que le acabó costando el partido.

El kazajo ya espera rival en cuartos de final, que saldrá del partido entre el noruego Casper Ruud y el griego Stefanos Tsitsipas, cuarto favorito al título.