Nueva posición, con el mismo resultado.

Fernando Tatis Jr. se hizo sentir inmediatamente después de salir de la lista de lesionados el domingo por los Padres contra los Diamondbacks. Y el dominicano dio la cara en un momento crucial para San Diego.

Jugando en el jardín derecho por primera vez en su carrera profesional, Tatis conectó dos jonrones frente al abridor de Arizona, Zac Gallen, para llevar a los Padres a una victoria por 8-2 en el Chase Field. El estelar bateó de 5-4 en el partido con cuatro empujadas y tres anotadas, ayudando a los “Frailes” a evitar una barrida de cuatro juegos en el desierto.

“Hay que hacer que la gente recuerde por qué se te extrañó”, comentó Tatis. “Creo que así es. Se sintió mal el hambre de estar fuera y no hacer nada por mi equipo por tanto tiempo. Entonces, uno vuelve y trae su 100% para hacer lo que uno sabe hacer”.

Los Padres se mantienen con ventaja de 2.5 juegos por el segundo Comodín de la Liga Nacional.

“(Tatis) tiene esa personalidad a la que gravitan los muchachos. Obviamente, es algo grande tenerlo de vuelta”, dijo el manager de los Padres, Jayce Tingler.

Tatis se perdió 15 días, debido a un hombro izquierdo parcialmente dislocado, pero su swing no se vio afectado. Abrió el juego del domingo con un doble y en la tercera entrada, disparó un cuadrangular solitario de 416 pies. En el quinto episodio, conectó otro bambinazo con las bases limpias, esta vez de 382 pies, para llegar a 33 en la campaña—líder de la Liga Nacional.

“Fernando siendo Fernando nunca deja de maravillar a ninguno de nosotros”, comentó el primera base de los Padres, Eric Hosmer. “Eso de salir de la IL y no perder el ritmo, poniéndonos a caminar en el primer inning y haciendo lo que él hace”.

A la defensa, Tatis atrapó el primer elevado conectado al bosque derecho, un batazo fácil del venezolano David Peralta. En total, el quisqueyano atrapó tres elevados en sus siete entradas, antes de que Wil Myers lo sustituyera.

Tatis describió la nueva posición como “chill” (todo tranquilo) y ya se ve cómodo en los jardines. Sin embargo, hay posibilidades de que el joven vuelva a su posición natural de campocorto. Además, se le podría ver en los jardines central e izquierdo en algún momento.

“No es que vaya a los jardines de manera permanente ni nada por el estilo”, dijo durante el fin de semana el gerente general de los Padres, A.J. Preller. “Lo que hemos hablado con él es que será una combinación de tenerlo en el lineup y de cómo encajará en nuestro club”.

Claro, hizo más falta en San Diego el bate de Tatis que el guante. Ante su ausencia, los Padres conectaron apenas nueve jonrones, 27mo entre los 30 equipos de Grandes Ligas.

A San Diego le toca una serie de tres juegos contra los Rockies desde el lunes en Colorado, seguida por tres choques ante los Filis en San Diego. Luego, llegarán los Dodgers al Petco Park a partir del 24 de agosto.

“Vamos a reaccionar como equipo”, dijo Tatis. “Estoy totalmente confiado en este equipo. Esto es béisbol. Te sube y te baja. Tienes que hallar la manera de manejar esa ola”.