Gianni Infantino, presidente de la FIFA, afirmó este jueves que su organismo sólo acometerá cambios en el calendario del fútbol masculino y femenino si “se beneficia a todos” después del estudio que acometerá su organización y que culminará con un informe “exhaustivo” que se publicará en noviembre de 2021.

Las 204 asociaciones miembro de la FIFA y los 32 miembros de su Consejo, recibieron información actualizada en una cumbre celebrada en Zúrich en la que Infantino, junto a Arsène Wenger, Jefe de Desarrollo Global del Fútbol, y Jill Eliss, entrenadora ganadora de dos Copas del Mundo y líder del Grupo Asesor Técnico de la FIFA para el fútbol femenino, hicieron una presentación detallada de los futuros proyectos de la organización.

La FIFA mantiene sus planes de modificar el calendario con el objetivo de aligerarlo reagrupando las fases de clasificación para evitar viajes con dos ventanas en agosto y septiembre para los clubes y en octubre para las selecciones. Además, también existe la posibilidad de que los Mundiales se disputen cada dos años en vez de cada cuatro.

“Esta primera cumbre ha sido un paso importante en el proceso de consulta, ya que ha proporcionado tanto a los miembros del Consejo de la FIFA como a las más de 200 asociaciones miembro de la FIFA la oportunidad de hacer propuestas, formular preguntas y debatir cuestiones de forma abierta y transparente”, declaró Infantino.

“Queremos adoptar un enfoque holístico con un planteamiento global para este proyecto. La FIFA tiene un evento que dura un mes cada cuatro años y que ayuda a desarrollar el fútbol en 211 asociaciones miembro y en las demás competiciones de la FIFA. La FIFA tiene la ambición de desarrollar el fútbol en todo el mundo, pero esto sólo se puede realizar si tenemos más eventos exitosos que se celebren con mayor regularidad”, agregó.

Infantino dejó claro que “la nueva FIFA” está abierta al diálogo mientras su organización se esfuerza por encontrar “la mejor solución posible” para el fútbol femenino, masculino y juvenil tanto en lo que respecta al calendario de partidos internacionales como a la reforma de los torneos finales.