Snell: En Petco será una ‘locura’

by Oct 14, 2022

MLB- El ambiente en el Petco Park será impresionante este viernes, cuando Blake Snell y los Padres de San Diego enfrenten a Tony Gonsolin y los Dodgers de Los Ángeles.

Será el primer juego en este parque céntrico de San Diego con fanáticos en el graderío en 16 años.

El miércoles, los Padres dieron una sorpresa en la serie divisional de la Liga Nacional, al imponerse por 5-3 en el Dodger Stadium, para igualar 1-1 la serie al mejor en un máximo de cinco duelos.

Ello les aseguró ser locales en dos duelos seguidos dentro de un parque donde los fanáticos se han ilusionado cada noche durante una temporada llena de grandes expectativas.

“Sí, espero que sea una locura, y es algo que me emociona realmente”, dijo Snell el jueves, antes de que los Padres realizaran una práctica por la tarde. “Quería realmente ver cómo es el béisbol de postemporada aquí en San Diego y en el Petco”.

La única forma de que los Padres se aseguraran de disputar al menos un juego como locales en estos playoffs era venciendo a los Mets de Nueva York durante la ronda de comodines. Lo lograron, por dos juegos contra uno.

“Sé que cuando vencimos a Nueva York los fanáticos acá enloquecieron, así que me emociona mucho ver lo que habrá, qué aportarán. Ojalá que logremos un par de triunfos y logremos que se vuelvan más locos”, dijo Snell. “Definitivamente me emociona esto”.

Si los Padres vencen a los Dodgers este viernes por la noche frente al público que llenará el graderío, Joe Musgrove, el héroe local, se encargará del cuarto juego, que podría ser decisivo y que está programado para el sábado.

Snell ha lanzado antes en los playoffs dentro del Petco Park. Cumplió con tres aperturas por Tampa Bay en la “burbuja” de la Liga Americana durante la campaña de 2020, abreviada por la pandemia, sin público en el graderío.

Enfrentó a los Dodgers dos veces en la Serie Mundial de ese año, incluido el fatídico sexto juego, cuando el manager de los Rays, Kevin Cash, lo retiró pese a que tenía la ventaja y lucía en el montículo.

Los Rays acabaron perdiendo el juego y la serie. Snell se marchó del equipo unos meses después, cuando se le cedió en canje a San Diego.

“Éste siempre ha sido uno de mis parques favoritos para jugar, así que disfruto mucho más ahora, que tendremos fanáticos y apoyarán a San Diego aquí. Eso significa más para mí”, comentó el zurdo.