Shaquille O’Neal es considerado por muchos como el pívot más dominante en la historia de la NBA. Sin embargo, no todos están de acuerdo. De hecho no son pocos los que piensan que hay otras dos leyendas de la Liga, Kareem Abdul-Jabbar y especialmente Wilt Chamberlain, que hicieron más méritos que él para llevarse ese título honorífico. El debate existe y O’Neal no es ajeno a tanta opinión.

Wilt Chamberlain (2,16 m y 124 kilos)

Si nos atenemos a las estadísticas nunca ha habido ningún pívot que presentase unos números tan extraordinarios como los de Wilt Chamberlain, que promedió 30,1 puntos y 22,9 rebotes en sus 15 temporadas en la NBA (desde 1959 a 1973). Guarismos de otra época, impensables hoy en día, que le sirvieron para ser 13 veces All Star, pero que sólo logró cristalizar con dos campeonatos, en 1967 (Sixers) y 1972 (Lakers).

Kareem Abdul-Jabbar (2,18 m y 106 kilos)

Kareem Abdul-Jabbar tampoco se se queda atrás. En sus 19 temporadas en la NBA (6 con los Bucks y 14 con los Lakers) promedió 24,6 puntos, 11,2 rebotes y 2,6 tapones. Fue 19 veces All Star, seis veces MVP de la temporada, fue incluido 10 temporadas en el mejor quinteto de la Liga y ganó cinco anillos de campeón, uno con los Bucks y cinco con los Lakers.

Shaquille O’Neal (2,16 m y 147 kilos)

A Shaquille O’Neal se le puede considerar el pívot más dominante de la época moderna, no tanto por sus números (16,8 puntos, 8,1 rebotes y 1,6 tapones en sus 19 temporadas en la NBA) como por su impronta en el juego. Durante muchos años su corpachón de 2,16 m y 147 kilos fue absolutamente imparable para el resto de pívots rivales. Eso le sirvió para ser 15 veces All Star, dos veces máximo anotador de la Liga, en 1995 (29,3) y 2000 (29,7) y para ganar cuatro campeonatos, tres con los Lakers (2000, 01 y 02) y uno con los Heat (2006).

Cuando se plantea este debate Shaquille unas veces se muestra humilde, como cuando aceptó que era el cuarto mejor pívot de la historia, alabando además a sus competidores. Y otras sacasu lado más competitivo, como cuando elogió a Wilt Chamberlain para añadir luego que él sería capaz de destrozarle.

Las comparaciones con Kareem también son algo habitual en la liga, pero Shaquille explicó recientemente por qué él creía que era mejor que Kareem y Wilt. “Mi inspiración fueron Kareem y Wilt, y mira dónde estoy. Llevé el baloncesto a otro nivel”, afirmó Shaq durante una edición reciente de su ‘The Big Podcast con Shaq’ que recoge Sportskeeda.