La superestrella latinoamericana Shakira ha rechazado un acuerdo ofrecido por la Fiscalía sobre un caso en el que está acusada de fraude fiscal en España por 14,5 millones de euros, tras lo que está un paso más cerca de ir a juicio, dijo el miércoles su equipo de comunicación.

La cantante colombiana —que ha vendido más de 80 millones de discos en todo el mundo con éxitos como “Hips Don’t Lie”— siempre ha cumplido con todas sus obligaciones fiscales, según el comunicado del equipo de Shakira, quien considera el caso “un total atropello de sus derechos”.

“La cantante confía plenamente en su inocencia y, por lo tanto, no acepta una conformidad”, dice el comunicado.

Los términos del acuerdo propuesto no fueron revelados.

La Fiscalía de Barcelona no respondió a una solicitud de comentarios.

Shakira está acusada de no haber pagado 14,5 millones de euros (14,7 millones de dólares) en impuestos por ingresos entre 2012 y 2014, un período en el que los representantes de Shakira dicen que no vivió en España.

La cantante de 45 años —apodada “la reina de la música latina”— dice que se mudó a Barcelona en 2015, donde vivió con el defensa del club de fútbol FC Barcelona Gerard Piqué. Tienen dos hijos y se han separado recientemente.

Shakira dice que, aunque su equipo legal no estaba de acuerdo con la supuesta deuda, pagó los 17,2 millones que la Agencia Tributaria española afirmaba que debía, por lo que no tiene ninguna deuda pendiente con el fisco desde hace muchos años.

El tribunal aún tiene que enviarla formalmente a juicio y fijar una fecha.

(1 dólar = 0,9856 euros)