Después de cambiar a Yu Darvish en la temporada muerta, los Cachorros llegaron a la campaña del 2021 con la expectativa de ser vendedores de cara a la fecha límite de cambios, con Kris Bryant, Anthony Rizzo y el puertorriqueño Javier Báez elegibles para la agencia libre después de la temporada.

El club del Norte de Chicago no cambió dicha noción a principios del año tras conseguir foja de 11-15 en abril. Pero los Cachorros han dado un giro desde comienzos de mayo, alcanzando marca de 27-12 en sus últimos 39 partidos. Antes de la acción del lunes, compartían con los Cerveceros el primer lugar en la División Central de la Liga Nacional y ahora están en una posición en la que podrían ser compradores antes de la fecha límite del 30 de julio.

“La oportunidad para ganar es muy valiosa. No llega con tanta frecuencia”, dijo el corresponsal de MLB Network, Ken Rosenthal, el lunes. “Por eso deberían ser compradores. Fue evidente que Yu Darvish fue traspasado por motivos económicos, pero ahora el Wrigley Field está a capacidad completa antes de lo anticipado. Están teniendo ingresos otra vez, antes de lo anticipado. Entonces, mi expectativa es que serán compradores”.

Si los Cachorros terminan realizando adiciones, es posible que tengan en la mira a un abridor. La rotación del equipo lleva efectividad de 4.50, una de las cuatro peores de la Liga Nacional. Ninguno en el grupo de abridores que ha realizado múltiples presentaciones lleva promedio de carreras limpias mejor de 4.01.