Ayer se llevó a cabo el media day de la NBA. En él, los jugadores contestan a todo tipo de preguntas por parte de los periodistas. Entre tanta superestrella, había uno que generó mucha expectación, Klay Thompson. El jugador de Golden State Warriors, fue protagonista hace dos temporadas debido a la grave lesión que sufrió, romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, durante las finales de la NBA de la temporada 2019-2020. Es una pieza clave para los de Steve Kerr, un jugador que es especialista desde la línea de 6,75 pero que también se involucra en tareas defensivas. Ya van dos años sin él, pero parece que pronto volverá a las canchas.

En lo relativo a la fecha de vuelta, el jugador estadounidense respondió lo siguiente: “No tengo una fecha fija, pero no anticipo nada antes de los 12 meses, es decir, al menos hasta finales de noviembre, principios de diciembre”. A pesar de que aun no está para jugar, físicamente sigue evolucionando: “Puedo hacer muchos tiros en salto. Bastante bien en el deslizamiento defensivo. Mi sincronización está un poco apagada. El tiempo de reacción no está ahí. Eso es estar oxidado dos años. Preveo que en las próximas cuatro semanas volveré a jugar 5 contra 5”.

La vuelta de Klay es algo que esperan tanto los aficionados de los Warriors como su entrenador, Steve Kerr, que dejó claro que su primer partido será en casa: “Bob ya me ha dicho que tiene que ser un partido en casa. Klay no estará (de vuelta) en la carretera”.