¿Sabrán los Mets sobrevivir la adversidad?

by Jul 20, 2021

Hay equipos mejores que los Mets, lo cual es evidente al observar la tabla de posiciones de Grandes Ligas. Y aunque han estado en la cima de la División Este de la Liga Nacional casi todo el tiempo desde el 8 de mayo, pronto podrían ser superados por los Filis — el otro equipo en la división aparte de Nueva York con foja por encima de .500 en estos momentos.

Pero lo que Nueva York ha dejado en claro esta temporada, incluso cuando no ha contado con una buena ofensiva ni pitcheo — o en ocasiones ninguna de las dos cosas — no hay otro conjunto esta campaña que haya tenido más tenacidad ni ha sido mejor a la hora de responder a los golpes.

Los Mets lo demostraron otra vez el domingo contra los Piratas después de un difícil fin de semana.

Lo siguiente fue todo lo que le sucedió al conjunto neoyorquino en Pittsburgh antes de que comenzara el último partido de su serie contra los Piratas:

• Se enteraron de que el as Jacob deGrom, el mejor lanzador en el planeta — pero sólo cuando está en salud — volvió a la lista de lesionados con más molestias en el antebrazo derecho.

• Se enteraron de que el torpedero puertorriqueño Francisco Lindor, quien había comenzado a dar la cara después de un decepcionante inicio de su carrera con los Mets, no solamente fue inhabilitado, sino que fue por una dolencia en un oblicuo, lo que significa que es incierto cuándo el boricua volverá al terreno.

Y el panorama se siguió opacando.

En el partido del sábado, Nueva York dejó escapar una ventaja de 6-0, vio a su bullpen conceder nueve carreras en las últimas dos entradas — las últimas cuatro con un grand slam de oro de Jacob Stallings contra el cerrador puertorriqueño Edwin Díaz, quien una vez más tuvo uno de sus malos momentos en el noveno episodio.

Finalmente, para poner las cosas de mal en peor, otro abridor que había brillado, Taijuan Walker, permitió seis carreras en el cierre del primer episodio el domingo — en el que se destacó un enorme error por parte del derecho — para poner a los Bucaneros arriba 6-0 tras apenas un inning.

Walker no terminó la primera entrada. Ése también fue el caso para el manager, el dominicano Luis Rojas, quien fue expulsado porque pensó que un batazo de Kevin Newman fue foul. Y así parecía que los punteros Mets serían barridos por los Piratas.

Sin embargo, los neoyorquinos hicieron lo que han demostrado toda la temporada después de una decepcionante derrota, cada lesión y cada jugador de Ligas Menores ascendido: Se levantaron.

Y lo hicieron de gran manera. Ahora fueron los Mets los que borraron una desventaja de 6-0 para imponerse por 7-6 con un cuadrangular de dos carreras de Michael Conforto en la parte alta del noveno episodio. Ahora inician la jornada del lunes en Cincinnati con 2.0 juegos — en vez de solamente uno — sobre de los Filis en el Este de la Nacional. Incluso, llevan una victoria más que los Yankees.

“Nuestra expectativa seguirá siendo ganar”, expresó Confronto tras la victoria del domingo. “Esa simplemente la cultura que hemos desarrollado. Obviamente enfrentaremos adversidades, pero a estas alturas, pensamos que hemos podido superar cualquier adversidad. Simplemente nos ha hecho un grupo más unido”.

Casi la mitad del roster de Nueva York para el Día Inaugural ha visto tiempo en la lista de inhabilitados esta temporada: Conforto, Brandon Nimmo, Jeff McNeil, J.D. Davis. Se trata del mismo Davis que estuvo fuera por casi tres meses y volvió con dos jonrones contra Pittsburgh. Conforto ha pasado por un gran bache desde que volvió de su lesión en una corva, pero se vistió de héroe el domingo.

Los Mets han visto a tantos abridores fuera de acción — empezando con el gran deGrom — que ya se perdió la cuenta: También Marcus Stroman y David Peterson. Joey Lucchesi perderá el resto del año por una cirugía Tommy John. Noah Syndergaard todavía se está recuperando de dicha operación. El venezolano Carlos Carrasco, quien se integró al equipo de Queens en el canje por Lindor, apenas ha iniciado su asignación de rehabilitación, pero estaría cerca de reintegrarse al equipo grande.

Por supuesto, los Mets se han favorecido por el hecho de que los Bravos, Nacionales y Marlins todavía están por debajo de .500 a estas alturas del año. Pero cuando observas todo lo que le ha sucedido al club de Nueva York hasta ahora, algunos hubiesen dicho que era posible que también estuvieran junto a esos equipos.

Pero ése no es el caso.

Ahora, su as está otra vez en la lista de incapacitados. Perdieron a uno de sus jugadores más talentosos, Lindor, quien apenas empezaba a demostrar su gran nivel. Ahora los Mets se medirán con los Rojos y luego los Azulejos, Bravos y Cincinnati en casa antes de la fecha límite de cambios. Pero por ahora, siguen de pie. En ocasiones tambaleando, pero todavía líderes en su división.

“Estoy muy orgulloso de este grupo”, dijo el excelente manager Rojas después del regreso de su equipo el domingo.

No cabe duda de que debe estarlo.