Primoz Roglic no se cansa de ganar. El esloveno conquistó su primera Milán-Turín después de batir a Adam Yates en un vibrante mano a mano en las rampas de Superga. Con el triunfo empató con su compañero Wout van Aert como pichichi de 2021, con 13 dianas (60 en total en su trayectoria). El Jumbo ha ganado mucho a lo largo de la campaña, pero sólo se ha llevado cuatro de las 28 carreras del World Tour: Wevelgem y Amstel, con Van Aert, y País Vasco y Vuelta, con Roglic. A los 31 años, el exsaltador domina en cronos y en muros, en rondas de una y de tres semanas. Y se le atraganta el Tour a pesar de sus tres Vueltas a España. En el cajón le acompañaron Yates, segundo, y Joao Almeida, tercero.

A poco menos de 50 kilómetros de la meta se desató la batalla. Atrapada la fuga, en la que se filtraron dos españoles, Oier Lazkano (recién fichado por el Movistar hasta 2024) y Joan Bou, junto a Zanotti, Frapporti, Orrico y Vermaerke, la tensión y el ritmo impuesto por Deceuninck se transformaron en un abanico con 29 corredores en cabeza. En ese corte entraron muchos favoritos: Alaphilippe, Almeida, Roglic, Pogacar, Majka, Woods… y Valverde. El incombustible murciano rodó siempre atento, hasta que se descolgó en los últimos km. Acabó décimo.