Primer bombazo del mercado NBA. Con apenas un par de horas de margen antes del Draft de este año, desde Estados Unidos anunciaban algo con mucho impacto dentro de nuestras fronteras: Ricky Rubio será traspasado a los Cleveland Cavaliers.

La noticia corría como la pólvora, precisamente en un día en el que el base de El Masnou había cuajado uno de los mejores partidos de su carrera con la Selección Española. Ricky anotó 25 tantos ante Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Sin embargo, este viernes todo será diferente para él. Vestirá, a partir de octubre, una camiseta nueva. Los Cleveland Cavaliers serán su nuevo equipo, una franquicia que se ha hecho con sus servicios a cambio de Taurean Prince y una segunda ronda del Draft de 2022.

Ricky apenas ha durado un año en Minnesota en la que ha sido su segunda etapa con los Timberwolves. Las últimas veces que fue traspasado mostró su descontento en redes por haberse sentido moneda de cambio una vez más.

En Cleveland tendrá que pelearse por los minutos con Collin Sexton y Darius Garland aunque varios medios estadounidenses apuntan a que al menos uno de los dos podría salir antes del inicio de la próxima campaña. Incluso Ricky podría acabar formando parte de otra operación.