MLB- Todos los ojos estaban el miércoles sobre Aaron Judge. Y con razón, teniendo en cuenta que el cañonero está a las puertas de igualar la histórica marca de Roger Maris de 61 jonrones.

Sin embargo, si de impacto en la postemporada se trata para los Yankees, el equipo debe sentirse muy bien por el regreso del dominicano Luis Severino a la loma.

“Me preguntaron si estaba listo para enfrentar a rivales de Grandes Ligas”, dijo Severino. “No olvidas eso tan rápidamente. Me siento muy bien. Mi confianza está donde siempre ha estado. Estoy listo para dar el siguiente paso”.

En su primera apertura desde el 13 de julio, el quisqueyano estuvo en control de sus pitcheos a lo largo de su labor de cinco entradas, limitando a los Piratas a apenas una carrera y dos hits. En un intento por mantener baja su cuenta de pitcheos, Severino otorgó un solo boleto, ponchó a seis y lanzó 67 de sus 64 tiros en strikes.

“Creo que estuvo genial”, dijo el manager Aaron Boone. “Esa recta es la mejor que le hemos visto en el año, y la consistencia que tuvo. Estuvo bajo control. Estaba esperando que lanzara tres o cuatro innings, pero verlo llegar al quinto fue muy importante”.

Severino se molestó cuando el club lo transfirió a la lista de lesionados de 60 días el 1ro de agosto, al pensar que podía regresar mucho antes de su lesión en el músculo lateral derecho. De hecho, Severino se negó inicialmente a escuchar la explicación del gerente general, Brian Cashman y de Boone, quienes intentaron mostrarle el plan al dominicano.

Pero Severino demostró su recuperación a lo largo de tres niveles de las menores este mes, dejando efectividad de 3.48 en Clase-A Tampa, Doble-A Somerset y Triple-A Scranton/Wilkes-Barre. 

Severino confía haber vuelto en el momento perfecto, listo para complementar a una rotación que estará sin su principal adquisición en la fecha límite de cambios, el dominicano Frankie Montás, por un tiempo indefinido.

“Es muy importante, especialmente con Frankie fuera”, expresó Judge. “Frankie es una parte importante de nuestra rotación, pero tener a Sevy de vuelta es clave. Me gusta lo que vi de él hoy, con la recta en 97-98 mph. Parece que cada vez que miraba cómo iba la cuenta, estaba en 0-1, 0-2”.

Incluyendo su apertura del miércoles, Severino ha permitido una carrera o menos en ocho salidas en el año.