Francis Roig, entrenador de Rafa Nadal, pidió paciencia con el nivel del tenista en hierba, aseguró a EFE que físicamente está bien y dijo que hay tiempo por delante para acostumbrarse a la superficie antes de que comience el tercer Grand Slam de la temporada.

El técnico del mallorquín atendió a Efe tras el segundo entrenamiento realizado este martes en el Aorangi Park de Wimbledon. En la sesión de dos horas, Nadal cedió en un partido de entrenamiento contra el polaco Kamil Majchrzak, pero no es motivo de preocupación para el equipo del español.”Es un poco en la dinámica que hemos visto en los últimos años que hemos venido aquí. Al principio nos cuesta. Son dinamismos totalmente diferentes (en hierba), no venimos de jugar ningún torneo en esta superficie. Antiguamente solíamos jugar algún torneo en esta superficie, pero ahora venimos directos”, dijo Roig.

Nadal se mostró visiblemente molesto con su nivel en varios momentos del partido, pero Roig apuntó que es normal en él.

No es la primera vez ni será la última, espero. Es normal porque cuando empiezas en hierba… Ha estado jugando en Mallorca cuatro o cinco días, pero una cosa es pegarle a la pelota más en parado, sin esperar nada, que esto. Teníamos que tener cuidado con el pie y aquí hay más objetivos jugando, la exigencia es mayor. Es normal que al principio cueste”, añadió a EFE.

Ahora Nadal se probará en la exhibición de Hurlingham en dos encuentros, uno contra el suizo Stan Wawrinka el miércoles y otro el jueves contra el canadiense Felix Auger-Aliassime.

“Vamos a jugar dos partidos en Hurlingham porque nos van a ayudar, pero nos quedan muchos días por delante para mejorar, para acostumbrarse a los movimientos, a los impactos, a reconocer cómo viene la pelota. Cosas así que son mecanismos que necesitas”, explicó Roig.