Cualquier pronóstico para los Mets del 2022, que ahora han disputado casi la mitad de su temporada, estaría incompleto sin reconocer que el roster del club probablemente luzca bastante distinto en agosto. Y eso no se debe solamente a que el equipo espera haber recuperado a Jacob deGrom y a Max Scherzer para esos momentos, sino a que también es casi seguro que agregarán refuerzos por la vía del cambio. 

En la derrota de los Mets por 9-1 ante los Astros en martes en el Citi Field, en la que el abridor venezolano Carlos Carrasco y el relevista Chasen Shreve fueron apaleados por Houston, quedó claro que la novena de Queens necesita ayuda en algunas áreas.

¿Serán esos jugadores piezas claves del equipo en la recta final? Aquí, un vistazo a cuán agresivo podría ser el gerente general Billy Eppler:

Pitcheo abridor
Nivel de Urgencia: Bajo a mediano
Posiblemente disponible: Francellis “Frankie” Montás (Atléticos), Luis Castillo (Rojos), Tyler Mahle (Rojos)

Los números de Carrasco se han vuelto alarmantes. El derecho tiene promedio de carreras limpias de 5.83 en sus últimas 12 aperturas desde abril, efectividad de 6.20 en sus últimos ocho y de 14.85 en sus últimas dos (la primera de las cuales coincidió con un episodio de rigidez en la espalda del cual ya se recuperó.) Han pasado cuatro años desde la última vez que Carrasco fue consistentemente eficaz durante una temporada completa; en ese tramo, tiene foja de 18-20 con promedio de carreras limpias de 4.73 en 62 presentaciones por Cleveland y Nueva York.

Aunque las estadísticas de Carrasco intensificarán el llamado a que los Mets adquieran a un abridor en la fecha límite de cambios, es probable que el equipo sea cauteloso en este sentido por dos motivos.    

1. El equipo pretende construir algo sostenible año tras año, lo cual significa que Eppler no puede darse el lujo de desprenderse de prospectos de lujo por un brazo “alquilado” para la rotación. Ésta es un área en la que la ventaja económica de los Mets quizás no importe. 

2. Se espera que deGrom y Scherzer regresen en cuestión de semanas, lo cual podría relegar a Carrasco a la parte trasera de la rotación y hasta es posible que pierda su puesto. La rotación teórica de los Mets para la postemporada incluiría a deGrom, Scherzer, Chris Bassitt y a uno de un grupo en el que se encuentran Carrasco, Taijuan Walker, Tylor Megill y David Peterson. Eso hace menos alarmante la actuación de Carrasco últimamente.

El contraargumento, obviamente, es que los Mets tienen que prepararse en caso de que deGrom o Scherzer sufra otra lesión seria. Pero de ser ése el caso, competir por una Seria Mundial de inmediato se convertiría en una posibilidad más remota. En cierto sentido, usar prospectos para hallar una solución a corto plato tendría menos sentido en ese caso.

Bullpen
Nivel de Urgencia:
 Alto
Posiblemente disponible: Andrew Chafin (Tigres), Gregory Soto (Tigres), Cionel Pérez (Orioles)

La actuación de Shreve en relevo de Carrasco el martes — cuatro bateadores enfrentados, tres carreras limpias, dos jonrones — enfatizó que los Mets necesitan ayuda para el relevo. Es un área en la cual es casi un hecho que los Mets harán un movimiento de impacto, dadas las actuaciones decepcionantes de casi todos los relevistas, con excepción del cerrador puertorriqueño Edwin Díaz.

Durante el invierno, los Mets nunca demostraron interés serio en zurdos agentes libres de lujo como Chafin, prefiriendo mantenerse por debajo del nivel más alto del Impuesto de Balance Competitivo y ver cómo le iba al bullpen en la primera mitad de la campaña. Eso le permitió a Shreve colarse en el equipo grande con un pacto de liga menor, pero desde entonces “le ha sido difícil recuperar el nivel consistente que nos dio al principio de la temporada”, en las palabras del capataz Buck Showalter.

El dueño Steve Cohen ha afirmado que está dispuesto a rebasar ese límite con los Mets en buena posición de clasificar para los playoffs, lo que pone en riesgo los puestos en el roster de jugadores como Shreve. Los Mets hasta podrían sumar a más de un relevista en la fecha límite, dándole a Showalter opciones de sobra para la recta final. Chafin podría estar en el radar del club ahora, junto a muchos otros brazos.