BOSTON — Apenas 12 horas luego de que el manager puertorriqueño de los Azulejos, Charlie Montoyo, se sentara en búsqueda de respuestas para el bullpen del equipo, tras la derrota en el primero de la serie en Boston, retomó el optimismo. 

Los problemas de los Azulejos no han sido un secreto. La debacle del bullpen ha sido evidente, pero no hay dudas en cuanto a la posible solución. Montoyo hizo referencia al calendario del equipo, que no ha sido nada fácil hasta este punto. Los Azulejos aún no enfrentan a los sotaneros Orioles, en un período de juegos del que pueden sacar varias victorias. 

“Hemos jugado 45 de nuestros 60 partidos ante equipos por encima de .500”, señaló Montoyo. “Nuestro bullpen ha tenido problemas cuando tenemos la ventaja, pero cada día estos chicos salen a batallar. Estamos en cada juego. Nadie habla de la temporada [del dominicano Vladimir Guerrero Jr.] porque nuestro bullpen está presentando problemas. [Marcus] Semien, [el quisqueyano Teóscar] Hernández, [Randal] Grichuk. Nuestras estrellas están haciendo el trabajo. Hay muchos aspectos positivos”. 

Es un optimismo diferente del que había en los Azulejos en el pasado, como debe ser. Los errores no pueden seguir siendo vistos como parte del desarrollo, porque este equipo ya está construido para ganar ahora, no en un par de años. 

Eso debe traer consigo el sentido de urgencia. Aun a mediados de junio, estos juegos pueden tener mucho peso al final del año, especialmente ante unos rivales divisionales como los Medias Rojas. 

“No somos realmente un equipo joven. No creo”, comentó Rowdy Téllez. “Somos un conjunto con algunos veteranos, otros jugadores que han estado durante tres, cuatro, cinco años. Seguimos siendo jóvenes en el papel, pero para nosotros, esperamos ganar cada juego. Miramos las cosas que podemos controlar, no tanto el darle bien a la bola, o conformarnos con sencillos. Ya no miramos eso, ahora se trata de lo que podamos hacer para ganar todos los días”. 

Los Azulejos conectaron 16 pelotas que salieron a 100 mph o más el viernes; su mayor cantidad desde que Statcast comenzó a medir en el 2015, pero lo único que importa ahora es el marcador.  

“Resulta que una faceta de nuestro equipo ha estado teniendo problemas, y es una parte bien importante del juego; el bullpen”, dijo Montoyo. “Además de eso, hemos estado jugando muy bien. Si arreglamos eso y podemos mejorar, estaremos bien”.