Tras un proceso que se extendió por dos temporadas bajas ─incluida la designación de jugador franquicia en 2020─ los Cowboys finalmente lograron amarrar a Dak Prescott con un contrato multianual. Ahora, el pasador de 27 años se ha comprometido de por vida con Dallas.

En su primera conferencia de prensa tras la extensión de contrato, con duración de cuatro años y 160 millones de dólares, Prescott prometió que el nuevo pacto es el inicio de una buena era en el AT&T Stadium. “Estoy feliz de estar aquí y no irme. Esta es mi casa. Soy un Cowboy. Este es solo el principio”, mencionó.

Ya sin las preocupaciones económicas, la prioridad de Prescott es recuperarse de una fractura de tobillo sufrida en la semana 5 de 2020 que lo llevó al quirófano en par de ocasiones. Al respecto, el producto de Mississippi State explicó que su proceso de rehabilitación le permitirá arrancar la temporada 2021.

“Estoy sano. He seguido las órdenes de los doctores durante todo el tiempo. Me estoy acercando. Estaré listo en el momento importante“, aseguró. Reportes previos señalan abril como la fecha para que Prescott reciba el alta médica.