Las interrogantes al inicio de cada temporada suelen variar anualmente, pero hay una que parece mantenerse con el transcurso del tiempo: ¿Será éste el año en el que Mike Trout clasificará a la postemporada? 

Los Angelinos no han llegado a los playoffs desde el 2014, cuando Trout y compañía fueron barridos por los Reales en la Serie Divisional de la Liga Americana. Desde entonces, Los Ángeles-Anaheim ha tenido una sola campaña con récord positivo (85-77 en el 2015) y ha terminado en el cuarto lugar de la División Oeste en cuatro de los últimos cinco años. 

El equipo de Joe Maddon ha tenido un comienzo sólido de 2021, con marca de 12-11 luego de su triunfo del miércoles sobre los Rangers. La alineación está poniendo de su parte al ubicarse de tercera en la Liga Americana con 111 carreras anotadas y segunda en OPS de .725.

¿El cuerpo de lanzadores? Hasta ahora, la misma historia de siempre.

“Si pueden obtener un poco de pitcheo, serán un gran club”, dijo un ejecutivo de la Liga Americana. “No hay un equipo en la división que se destaque por encima de los demás, siempre que los Atléticos no sigan ganando 13 seguidos”.

Los Angelinos tienen una efectividad colectiva de 5.13, la peor de la Americana. Shohei Ohtani se ha visto sólido, pero en poca acción (efectividad de 3.29 en 13.1 entradas). Sin embargo, Dylan Bundy y Andrew Heaney se han visto mejor de lo que reflejan los números.

Las dos adquisiciones principales del receso de temporada – Alex Cobb y el colombiano José Quintana — han tenido problemas en el primer mes de la campaña. El nuevo cerrador, el cubano Raisel Iglesias, ha desperdiciado dos salvamentos en seis oportunidades y ha permitido múltiples carreras en tres de sus 10 oportunidades.

En general, la rotación tiene un porcentaje de carreras limpias de 5.82, la peor en la Liga Americana. La efectividad del bullpen de 4.36, 11ma de la liga.

“Realmente no me sorprende. No han resuelto el problema del pitcheo”, dijo un ejecutivo de la Nacional. “Pensé que podían hacerlo, pero han permitido la mayor cantidad de carreras en el juego. Sencillamente no pueden detener el sangramiento”.

Trout, quien está en el tercer año de su extensión de contrato de 12 y US$426.5 millones, ha tenido otro comienzo de temporada calibre de Jugador Más Valioso, empalmando seis cuadrangulares, con un OPS de 1.306 en sus primeros 20 encuentros.

Su decisión de firmar un pacto a largo plazo con los Angelinos le otorga al club la pieza fundacional para la próxima década, pero pasan los años y sigue sin haber béisbol en octubre en Anaheim. Algunos se preguntan si volverán a ver a Trout en la postemporada durante la mejor etapa de su carrera.

“Sería muy bueno para el deporte tener a Trout en el (mayor) escenario”, dijo el ejecutivo de la Americana. “En otros deportes, es prácticamente garantizado que los mejores jugadores avancen a la postemporada, pero ése no es el caso con el béisbol. No quieres que los mejores jugadores sean cambiados o que se cree un mega equipo. Quieres que lo logren con el conjunto en el que subieron”.