Para mejorarla circulación de las piernas

by Aug 26, 2021

El ejercicio físico tiene un impacto positivo en la salud y nos hace sentir mejor. Mediante la actividad física podemos incluso aliviar algunas molestias provocadas, por ejemplo, por un estilo de vida sedentario.

Y es que a menudo nos pasamos muchas horas trabajando delante del ordenador y nos movemos poco. Esto causa un efecto negativo en nuestra salud, y las principales perjudicadas son nuestras piernas. En los casos más extremos, esto puede desembocar en problemas de circulación e incluso patologías más graves.

Cómo reactivar la circulación sanguinea

Pero poner remedio a esta situación es muy fácil y está al alcance de todos. La solución pasa por realizar periódicamente una serie de ejercicios para poner en movimiento las piernas y el cuerpo, lo que ayudará a reactivar la circulación y nuestro estado general.

Tal y como explican los expertos en Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular del Hospital La Luz, “el ejercicio y la actividad física son formas efectivas de mejorar la salud cardiovascular y general, y pueden proporcionar beneficios valiosos más allá de los medicamentos”.

Estos expertos de Quirónsalud nos recomiendan una serie de ejercicios muy sencillos para mejorar la salud y movilidad de las piernas. Todos son aptos para cualquier nivel y se pueden hacer en casa.

Levantar y ejercitar las piernas

Mientras estamos sentados, ya sea en casa o en el trabajo, podemos colocar las piernas en alto, usando para ello un pequeño escalón de 20 centímetros de altura mientras permanecemos sentados en casa. En esa posición, podemos realizar movimientos circulares con los tobillos o de flexión y extensión. Esto se debe hacer durante 5-10 minutos, realizando los ejercicios en 2 series de 15 repeticiones.

Este ejercicio facilita el retorno venoso, ya que las venas por sí mismas no son capaces de enviar la sangre en sentido ascendente y necesitan de la contracción muscular

Ponerse de puntillas

Al caminar de puntillas estimulamos la contracción de los gemelos que, al mismo tiempo, comprimen las venas, facilitando el retorno venoso. Esto se conoce como bomba muscular y su activación influye de manera significativa en la circulación de las piernas. Para ello, lo idea es ponerse de pie sin moverse y levantarse de puntillas unas 10 veces, sin caminar. Otra versión del ejercicio consiste en hacerlo con los talones para contraer los músculos opuestos.

Caminar de puntillas también es recomendable, y más si lo hacemos sobre una superficie blanda o irregular ya que estimularemos la musculatura de la planta del pie.

Hacer la bicicleta

Tumbados en el suelo, levantamos las piernas e imitamos el pedaleo de la bicicleta. Para hacer este ejercicio es importante estar en el suelo o una superficie dura. Hay que vigilar no hacer movimientos bruscos con la espalda, puesto que esto podría acabar provocándonos daño. Tenemos que apoyarla completamente en el suelo o colchoneta y solo mover las piernas. Es preferible realizar un movimiento de pedaleo menos amplio y tratando de controlarlo, en lugar de hacerlo rápido y descontrolado.