El nombre de Manny Pacquiao es respetado mundialmente en el boxeo. El filipino, nombrado mejor boxeador de la década en los 2000, ganó doce títulos mundiales en su periodo en activo. Tras su primer retiro se postuló como diputado y posteriormente senador, cargos a los que fue elegido. En Filipinas, además, es bien conocido por su filantropía para con su gente. Sin embargo, hay un prisma en su vida que poco ha trascendido, su carrera como jugador de baloncesto.

Baloncesto como forma de vida

Pacquiao siempre ha dicho que su primer gran amor no fue el boxeo, sino el baloncesto. El baloncesto es uno de los deportes más populares en su país natal, Filipinas, junto con el beisbol, el bádminton o el fútbol. Marcas como Nike encuentran en el país asiático a su tercer mercado más grande, después de Estados Unidos y China. Sin embargo, nunca han tenido un representante en la NBA, aunque muchos expertos como Jordan Willmore consideran a Kai Sotto como el potencial primer jugador filipino de la liga.

En 2014 el equipo de la PBA Kia-Sorento propiedad de Kia Motors, nombró a Pacquiao como entrenador jefe de su incipiente franquicia. Además, el mismo equipo le escogió en el puesto número 11 del draft de ese mismo año. A pesar de no llegar al metro setenta de altura, la figura de Pacquiao es tan querida en Filipinas que puede enrolarse donde quiera, a pesar de su mala temporada como novato.

En 2017 Pac-Man dejaría el equipo para crear su propia liga de baloncesto semiprofesional, la Liga de Baloncesto Filipino Maharlika o MPBL. Actualmente tiene mucho éxito, teniendo 26 equipos inscritos y habiendo vendido sus derechos a varias televisiones. Esta liga promueve el talento nacional al solo poder inscribir a un jugador extranjero por equipo.

Vuelta de Manny al ring

Manny Pacquiao volverá al ring para enfrentarse a Yordenis Ugas. El rival en un principio iba a ser Errol Spencer, pero una lesión de última hora hizo saltar todos los planes por los aires. La velada del Pacquiao vs Ugas se disputa este sábado, 21 de agosto de 2021, en el T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada) desde las 18:00 horas (hora local).