El portugués Cristiano Ronaldo fue ovacionado al llegar al centro deportivo del Juventus Turín para someterse a los habituales controles médicos previos al comienzo de los entrenamientos. CR7 tenía, como todos los internacionales, permiso del club para volver a la plantilla con unos días de retraso con respecto al comienzo de la pretemporada, fijado el pasado 14 de julio, al haber disputado la Eurocopa con la selección portuguesa.

El luso aterrizó a Turín con su avión privado en la tarde de este domingo y este lunes llegó al J Medical, el centro médico donde le esperaban decenas de aficionados, a los que Cristiano, cuyo contrato expira en junio de 2022, concedió fotos y autógrafos.

Su contrato termina en 11 meses y eso ha alimentado rumores de mercado sobre el futuro de Cristiano, pero el vicepresidente del Juventus, el checo Pavel Nedved, aseguró recientemente que el portugués se va a quedar en Turín.