El joven Óscar Valdez es un ex integrante del seleccionado olí mpico mexicano con el cual representó a su país en diversas competencias internacionales. En una de esas enfrentó al fenómeno ucraniano Vasyl Lomachenko ante el cual cayó por decisión en una digna demostración.  En el boxeo profesional se mantiene imbatido en 26 peleas con 20 Ko. Alcanzó la Corona Mundial Pluma de la OMB el 23 de julio de 2016 noqueando en el segundo round al argentino Matías Rueda en pelea de título vacante.

Lo defendió en 4 oportunidades en las cuales venció a los siguientes retadores: Hiroshige Osawa, Miguel Marriaga, Génesis Servania y Scott Quigg. Ante este último, pese a ganar por decisión unánime sufrió múltiples maltrato que le ocasionaron lesiones en su mandíbula y su nariz. Quitt no dio el peso y aun así subió al ring con mucha ventaja de kilos esto influyó en que sus golpes llevaran mucha fuerza y aporrearan a Valdez. El joven de Nogales, estado de Sonora hubo de guardar reposo por varios meses para superar las lesiones  sufridas en el duro combate con el inglés.

¿Qué pasará?

Ambos púgiles  tienen más de un año que no pelean. Una razón, inevitable, es la Pandemia del Covid 19 que afectó a todo el mundo pero es bueno destacar que Valdez ya lleva 1 año y 7 meses sin subir a un ring, en parte también por el reposo médico.  Después de su última pelea Valdez decidió subir de división y ahora deberá enfrentar al campeón más solvente hoy por hoy en los Superplumas. Naturalmente, el favorito de los expertos es el “Alacrán” Berchelt quien posee mayor envergadura mas estatura, más contundencia y una fuerte pegada.

No obstante Valdez ha mostrado en su carrera gran calidad, velocidad y coraje. Creemos que el retador, nativo  de Nogales, Sonora, subirá al ring a pelear con las características que ya le conocemos pero tratará de emplear tácticas que eviten tropezar con la potencia de Berchelt. No creemos que salga a pelear directamente con el estilo que le convenga al Campeón. Valdez es rápido tiene un boxeo alegre y agresivo en cambio Berchelt se mueve menos y gusta de esperar su oportunidad para colocar sus fuertes puños.

 ¿Qué estrategia funcionara? Nadie lo sabe pero lo cierto es que cada uno cuenta con sus fortalezas y las tratará de imponer. Gane quien gane, el combate será reñido; podría durar poco, en cuyo caso, lo que dure será bárbaro. Berchelt es favorito pero Valdez no será fácil y podría llegar lejos en la pelea, incluso hasta el final, dando la gran batalla.