Shohei Ohtani se afianzó como líder jonronero de las mayores, al llegar a 35 vuelacercas, y los Angelinos de Los Ángeles doblegaron el domingo 6-2 a los Mellizos de Minnesota.

Ohtani, quien conectó un par de imparables, logró una línea que colocó la pelota entre los asientos del jardín derecho, para un jonrón solitario en el sexto inning, que rompió el empate 2-2.

Los Angelinos se sobrepusieron a un déficit de dos carreras en los albores para ganar tres de cuatro compromisos de la serie.

Max Stassi totalizó tres hits y produjo tres carreras por los Angelinos.

Max Kepler y Brent Rooker inauguraron el duelo con cuadrangulares seguidos por los Mellizos, que sin embargo cayeron a su peor foja en la campaña, 16 juegos por debajo de .500.

El garrotazo de Rooker catapultó la bola a 436 pies del plato, poniéndola en el tercer piso del graderío del jardín izquierdo, para colocar la pizarra 2-0.

El panameño Jaime Barría (1-0), convocado desde la sucursal de Triple A en Salt Lake para cumplir su primera apertura de la temporada, dejó atrás su mal comienzo. Permitió sólo dos hits más en su salida de siete innings, en la que repartió cuatro ponches.