La sensación de los Angelinos, Shohei Ohtani, conectó el lunes su 26to jonrón de la temporada en la victoria de su equipo por 5-3 sobre los Yankees. Con ello, el cañonero de Los Ángeles-Anaheim igualó al dominicano Vladimir Guerrero Jr. en el liderato de cuadrangulares en Grandes Ligas.

“Definitivamente, envió un mensaje”, dijo su manager Joe Maddon. “Es tan fácil hablar con él durante el juego. Nunca se molesta, nunca pierde el enfoque. Puede pasar la página rápido. Pero sí, es una gran forma de comenzar la gira por Nueva York”.

El bambinazo del japonés fue el más fuerte jamás conectado por un jugador de los Angelinos desde que Statcast apareció en el 2015, superando su propio récord impuesto a comienzos de temporada, cuando empalmó un vuelacercas que salió a 117 mph de su bate el 25 de mayo. En esta ocasión, la bola salió con una velocidad de 117.2 mph ante un pitcheo Michael King de los Yankees.

“Está en otro nivel”, comentó Maddon. “Por la manera en la que trata el negocio. Puedes hablar de todas estas cosas, pero creo que su principal virtud es la confianza. Pero a la misma vez, es muy humilde”.

Ohtani, finalista como bateador designado para el All-Star Game del próximo mez y quien también confirmó su participación en el T-Mobile Home Run Derby, se había ido de 9-0 en el Yankee Stadium de por vida antes del lunes, con todos esos turnos siendo en el 2018.

Ohtani también está pautado para hacer su 12da apertura del año ante los Yankees el miércoles como lanzador. Tiene registro de 3-1 con efectividad de 2.58 y 82 ponches en 59.1 entradas.

En el plato, batea .276/.360/.670 y encabeza las Mayores con 47 extrabases en 73 encuentros. Además, ha dado nueve cuadrangulares en sus últimos 12 partidos, en los que ha empujado 15 carreras.

Se espera que Ohtani pueda lanzar y batear el miércoles. Maddon dijo antes del choque del lunes que no ve la hora de presenciar lo que es capaz de hacer Ohtani en la Gran Manzana. 

“Sé que lo disfrutará”, comentó Maddon. “Estará listo. Es una de esas cosas que lo motivan. Definitivamente disfruta esos momentos. Tiene un pulso lento y mucha confianza. Sencillamente le encanta lo que hace. No veo la hora de verlo. Por ahora, lanzará y bateará ese día. Ya veremos cómo resulta”.