Novak Djokovic, que anunció el pasado viernes que causaba baja en el Masters 1.000 de Miami para pasar más tiempo con su familia, no pierde el tiempo. Y es que hoy mismo se ha puesto a entrenar sobre la tierra batida del Montecarlo Country Club para preparar la próxima gira europea de arcilla que para él empieza precisamente en las pistas del Principado monegasco a partir del 11 de abril.

Será entonces cuando vuelva a coincidir en un cuadro con Rafael Nadal. Los dos colosos de la raqueta estuvieron en el Open de Australia, pero no han vuelto a competir desde entonces. En el caso del serbio para recuperarse del desgarro abdominal y el balear de sus molestias en la espalda.

A ‘Nole’ se le ha podido ver afinando una de las canchas bajo la atenta mirada de su fisioterapeuta argentino Ulises Badio. La hoja de ruta del campeón de 18 grandes le llevará después a Belgrado, al Mutua Madrid Open y Roma, como antesala de Roland Garros.

“La primavera significa pistas de tierra. Ha llegado el momento de ensuciar los calcetines”, escribía Djokovic en sus redes sociales.