El tenista Rafael Nadal afirmó este sábado que confía en llegar competitivo al comienzo de Wimbledon después de seis días entrenando en la hierba del All England Club.

“Estoy disfrutando de jugar en hierba tres años después”, dijo Nadal en su primera rueda de prensa en tres años en Wimbledon. “Si estoy aquí es porque las cosas van bien, si no, no estaría. Estoy contento”.

El balear, que no jugó en 2020 por el torneo suspendido por la pandemia y en 2021 para descansar tras Roland Garros, disputará su primer encuentro el martes, ante el argentino Francisco Cerúndolo, sin haber jugado partidos oficiales en esta superficie, pero con dos exhibiciones en Hurlingham en el bolsillo.

“No sé cómo llego realmente, es difícil de predecir. Es el torneo probablemente más difícil de predecir. Es una superficie complicada en la que necesitas pasar días en ella. No he jugado nada en tres años, esto lo hace extra complicado. La memoria es importante, la memoria que tienes más reciente ayuda sobre la superficie. Dentro de lo que cabe ha sido una semana lógica, con momentos mejores y momentos peores, claramente en una línea ascendente”.

“He entrenado bastante. Ayer hice un desastre de entreno, me levanté con los ojos cansados, pero luego jugué bien. Hoy también he entrenado bien Lo más importante es que los momentos malos en pista cada vez sean más cortos. Los partidos me han ido bastante bien, he entrenado con gente exigente. Confío en llegar competitivo”, matizó el manacorense.

Nadal se mostró cansado de hablar sobre el pie y los problemas que ha tenido en él y aseveró que durante el torneo espera hablar solo de tenis.

“Puedo caminar normal todos los días, cuando me despierto no tengo ese dolor que tuve durante un año y medio. En entrenamiento en general he estado mejor. En las últimas semanas no he tenido un día de estos que me duele terrible. En general, soy positivo”.