Nadal: “Ahora es momento de tener mi primer hijo y que todo vaya bien”

by Sep 6, 2022

AS- Apesadumbrado tras caer en cuatro sets ante Frances Tiafoe en los octavos de final del US Open, Rafa Nadal atendió, nada más acabar el partido, a los medios de comunicación en la sala principal de prensa del Billie Jean King Tennis Center de Nueva York. Esto fue lo que le contestó a los medios españoles, entre ellos AS.

Victoria y título de los jugadores jóvenes: “Significa que los años pasan. Es el círculo de la vida. Unos pasan, otros vienen. El mundo se sigue moviendo. Es el ciclo natural. Siempre ha sido igual. Los mismos hemos estado muchos años arriba, otros llegan y nosotros nos iremos yendo. Es totalmente lógico”.

Calendario y objetivos: “Tengo cosas mucho más importantes que el tenis que atender. A partir de ese principio básico, tomaré las decisiones adecuadas en base a cómo vaya todo en mi vida personal. Tenía que hacer un esfuerzo aquí, y lo hice. No ha salido como me habría gustado. Es momento de resetear. Han sido unos meses difíciles. Toca empezar de nuevo profesionalmente hablando. Ahora es el momento de tener mi primer hijo (se infiere de esto que será un niño) y confiar en que todo salga bien”.

Problema tenístico y/o personal: “No soy muy de buscar excusas. Al final, hay veces que uno puede con todo y otras que no. Esta vez ha tocado lo segundo. Felicito al rival. Lo he intentado. Había entrenado bien, estaba contento. Luego, a nivel de competición, me falta frescura, rodaje, tranquilidad, cosas intangibles… La realidad es simple: no he jugado bien, y cuando eso ocurre debes perder. De eso se trata el deporte. Sea por lo que sea, no he conseguido rendir al nivel que necesitaba desde el primer día. Hasta aquí hemos llegado. Debo felicitar a mi rival, que ha sido mejor que yo, y volver. Seguir con mi vida profesional. Intentar entrenar de nuevo, hacer una mini pretemporada para poder acabar el año en Europa con buenas sensaciones. Queda algún torneo por delante, si es que todo lo demás va bien. 15 minutos después de perder un partido en el último grande de la temporada todo es oscuro y difícil, pero es normal. Pasan los días y no queda más remedio que seguir. Es lo que hecho siempre, y confío en seguir teniendo la fuerza anterior para hacerlo”.