EFE- El croata Luka Modric cumplió este martes 100 partidos en la Liga de Campeones con la camiseta del Real Madrid, club con el que ha logrado cinco ‘orejonas’, a solo una del histórico palmarés de Paco Gento y a punto de cumplir 37 años que no le pesan sobre el terreno de juego.

“Espero que me invite a su fiesta de cumpleaños”, bromeó el técnico italiano Carlo Ancelotti en la previa del partido frente al Celtic de Glasgow, que acabó con victoria 0-3, en referencia al 9 de septiembre cuando Modric soplará las velas. Un jugador “inmortal” al que muchos le pedirán la pócima de su eterna juventud en su cumpleaños.

Y es que el croata sigue rindiendo a su máximo nivel, con el Real Madrid y con su selección, con la que disputará el Mundial en Qatar con el complicado objetivo de revivir el éxito del último, en Rusia 2018, en el que alcanzaron la final, en la que cayeron frente a Francia.

Antes, sus retos pasan por el conjunto blanco. Con el cambio de guardia previsto en el centro del campo, acelerado por la marcha de Casemiro al Manchester United y la incorporación del francés Aurelien Tchouaméni, Ancelotti mima a un Modric del que, sin embargo, no parece antojarse un sustituto.

El Real Madrid apuesta por perfiles físicos y jóvenes en el centro del campo -quitando un Dani Ceballos que finalmente se quedó en la plantilla ante la promesa de Ancelotti de que contará con protagonismo- con el propio Tchouaméni, su compatriota Eduardo Camavinga y el uruguayo Fede Valverde, quien reconoció tras la victoria contra el Betis (2-1) el pasado sábado que disfruta más jugando en el medio y no en banda derecha, donde jugó este martes y posición en la que fue capital para los éxitos del conjunto blanco la pasada temporada.

Por esto, Modric sigue siendo indispensable, muestra de ello el sufrimiento del Real Madrid en Almería cuando fue suplente y sus gol, asistencia y exhibición frente al Celta de Vigo una semana más tarde. Eso sí, en el siguiente compromiso contra el Espanyol disputó solo 57 minutos y ya acusó el esfuerzo en un partido que se convirtió en un ida y vuelta.

Rara avis el futbolista que a sus 37 años mantiene el nivel de excelencia de Luka Modric, pero hasta los genios tienen días malos. No ocurrió así contra el Celtic, y el croata pudo celebrar su centenario en ‘Champions’ con la camiseta del Real Madrid -además, suma ocho partidos con el Tottenham Hotspur, sin contar los encuentros disputados en fase previa- con una victoria y un gol que bien puede definirle: recorte dentro del área y disparo con el exterior; superficie del pie que usa como ningún otro en el panorama futbolístico.

Por delante, el gran reto de seguir haciendo historia e igualar a Paco Gento y sus seis Copas de Europa, el único jugador que ha llegado a tal cifra.

Además, entrar en la lista de jugadores con más partidos con el Real Madrid en su competición fetiche. Los 100 que sumó este martes le colocan en octava posición, a uno de Cristiano Ronaldo, dos de Marcelo y siete de Roberto Carlos. Más lejanos, los 124 de Karim Benzema, y sumando, los 129 de Sergio Ramos, 130 de Raúl González Blanco y los 150 de Iker Casillas; esta última una cifra que parece inalcanzable, pero los 37 años que va a cumplir Modric parecen sus nuevos 27.