LAS VEGAS (AP) — México llegó con apuros hasta la última parada en la defensa de su más reciente título de la Copa Oro y enfrentará el domingo a Estados Unidos en el Allegiant Stadium de Las Vegas, para definir al monarca de la CONCACAF.

El Tri pagó con mucho sufrimiento volver por décima ocasión al último duelo del certamen regional que ha conquistado en ocho ocasiones, de las cuales seis han sido frente a los estadounidenses desde que se implementó el actual sistema de competencia en 1991.

El boleto a la final pasó por un dramático tanto del centrocampista Héctor Herrera para vencer en las postrimerías 2-1 a Canadá, en un duelo que fue suspendido varios minutos en la recta final porque un sector de aficionados en el Estadio NRG de Houston profirió el grito homofóbico que FIFA pidió sancionar para ser erradicado.

“Me encantaría dominar cada partido los 90 minutos y jugar a lo que quiere México, pero no siempre se puede”, dijo el técnico argentino Gerardo “Tata” Martino, sobre la forma como avanzó a la final.