Messi y su relación tóxica con el futbol mexicano

by Apr 9, 2024

 EFE- Lionel Messi tendrá el miércoles su partido más importante desde que llegó al Inter Miami. Ante Rayados de Monterrey, Las Garzas se jugarán el boleto a las Semifinales de la Concacaf Champions League. En la Ida, el club mexicano sacó ventaja por 2-1 y cerrará en casa esta llave en el Estadio BBVA. Con cinco títulos de este certamen y la localía, la oncena de Fernando Ortiz pinta como favorita. Pero esa etiqueta puede caerse muy fácil cuando el rival tenga, ahora sí, a Messi en el campo.

Una lesión le impidió estar en el primer partido, pero su regreso, el fin de semana ante Colorado Rapids, recordó que su presencia resulta diferencial (empate 2-2, pero con gol suyo inmediato a su reaparición). Messi tiene una historia muy amplia cuando se trata de enfrentar a clubes mexicanos, ya sea a nivel selección o clubes. En ambos casos, su saldo es favorable. En el Mundial de Alemania 2006 formó parte de la Argentina que eliminó al Tri en Octavos de Final.

Un año más tarde, le marcó su primer gol a México en las Semifinales de la Copa América (3-0 para la Albiceleste). En 2008 volvió a marcar al Tri en un amistoso (victoria 4-1). A nivel de clubes, el Barcelona realizó múltiples pretemporadas en Estados Unidos cuando Messi jugó ahí (y jugó amistosos variados antes equipos de México), pero el primer encuentro oficial del argentino ante un equipo mexicano fue en el Mundial de Clubes de 2009, contra el Atlante.

Los Potros empezaron venciendo al equipo dirigido por Pep Guardiola, pero en el segundo tiempo metieron a Messi y dieron la vuelta por 3-1. Hasta julio pasado, ese era el único encuentro oficial en cuanto a equipos. En la Leagues Cup, que enmarcó su debut oficial con Miami, Messi le marcó un golazo de tiro libre a Cruz Azul.

En cuanto a selecciones, México y Argentina se midieron de nuevo en 2010 en el Mundial. Messi no anotó, aunque dio asistencia y, de cualquier modo, su país ganó y pasó de ronda. Por cinco años, no hubo enfrentamientos entre ambos países. Y cuando volvió a haberlos… claro, Messi anotó de nuevo en un amistoso de septiembre de 2015 (gol agónico, México dirigido por el Tuca Ferretti y Argentina, por el Tata Martino).

Desde 2015 hasta 2022, México tuvo tres amistosos con Argentina, pero Messi no jugó ninguno de ellos, pues fueron en una etapa (2018-2019) en la que se tomó un descanso. Pero apareció de nuevo en Qatar 2022, cuando más le necesitaban y anotó de nuevo. Aquel partido estuvo marcado por la tensión antes, durante y después del partido. El clima xenofóbico de redes sociales se traspasó a la realidad con reyertas en suelo catarí. Además de aquella polémica que involucró a Messi por, supuestamente, patear la playera mexicana —aunque no lo hizo, pero generó indignación—.

El partido ante Rayados también tuvo un clima complejo. Previo al encuentro, Fernando Ortiz sugirió que «el entorno» podía favorecer a Messi. La prensa reportó que, tras el encuentro, Messi fue a increpar a Ortiz. Mientras que Nicolás Sánchez, auxiliar de Ortiz, contó lo que pasó en un audio filtrado: dijo que Messi lo intentó golpear y que Gerardo Martino lo insultó —y que si Rayados hubiera hecho eso, les habría caído una sanción severa—. Cuando el tema explotó, Sánchez aclaró en sus redes sociales lo sucedido y dijo que no quería hacer público eso.

Me hago presente con este video para hablar del audio que se viralizó. Pude haber elegido esconderme detrás de un texto o que el club actuara por mí, pero preferí grabarme, utilizar este medio para poner la cara y que se vea que las palabras que voy a decir salen de mi boca y para hacerme cargo», expresó el exjugador. «El audio lo hice yo, donde explico detalladamente lo que sucedió finalizado el partido en zona mixta. Es un audio que mandé a mi círculo íntimo, mi círculo más cercano, pero lejos de enojarme con ellos es un error mío. No me había sucedido nunca».

No será un partido más. Messi no quiere caer nunca y menos en partido en el que su equipo se jugará el prestigio internacional. Hasta ahora, no ha perdido un partido contra un equipo mexicano, si se toma en cuenta que no estuvo presente el pasado miércoles.