EFE- Leo Messi continúa agrandando su leyenda en la Liga de Campeones. El gol que marcó contra el Maccabi Haifa, y que permitió equilibrar un partido que se le había enredado al París Saint-Germain, sirvió para que el argentino batiera dos récords en la competición y superara a Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. A ese tanto añadió después una asistencia a Kylian Mbappé que le sitúa un poco más cerca del portugués en la clasificación histórica de ese apartado estadístico.

Su gol en el minuto 36 convirtió a Messi en el primer futbolista de la historia que marca en 18 temporadas consecutivas en Liga de Campeones. El argentino superó a Benzema, que ha firmado tantos en las últimas 17 campañas de Champions y que tendrá la ocasión de igualar a Messi a lo largo del presente curso. Cristiano Ronaldo, que esta temporada disputa la Europa League con el Manchester United, ha marcado en 16 campañas seguidas.

Messi consiguió su primer gol en Liga de Campeones el 2 de noviembre de 2005 contra el Panathinaikos en el Camp Nou. Leo firmó el tercer tanto de un patido que acabó ganando el Barcelona por 5-0 y en el que también dio una asistencia a Samuel Eto’o. Desde esa primera celebración, Messi ha marcado un total de 126 tantos en la Champions, por los 141 de Cristiano Ronaldo, según las estadísticas oficiales de la UEFA. Son los dos máximos realizadores históricos de la competición, lejos de los 89 goles de Robert Lewandowski y los 86 de Benzema, tercero y cuarto en esa clasificación. Con su tanto frente al Maccabi Haifa, Messi también se convirtió en el primer futbolista que marca a 39 equipos diferentes en la Champions, superando los 38 de Cristiano Ronaldo, con el que estaba igualado hasta este miércoles.

La asistencia que dio a Mbappé en el segundo gol del PSG, que acabó ganando por 1-3 al Maccabi Haifa, deja a Messi con 37 pases de gol en la Liga de Campeones, a cinco de Cristiano Ronaldo, que también lidera ese ranking.

En lo que llevamos de temporada, Messi ha marcado cinco goles en los diez partidos que ha disputado en las diferentes competiciones y ha repartido ocho asistencias, más que nadie en el PSG. Neymar ha regalado siete pases de gol y les siguen ya a una gran distancia Achraf Hakimi y Nuno Mendes, dos de los laterales del equipo parisino, con dos.