Mbappé sigue su discurso contra los radicales de derecha

by Jul 5, 2024

Francia e Inglaterra se están preparando para el duelo de cuartos de final de la Eurocopa 2024. Francia jugará contra Portugal el viernes, mientras que los Tres Leones se enfrentarán a Suiza el domingo.

Ambas selecciones juegan justo en medio de unas elecciones parlamentarias cruciales. Las votaciones ya han terminado en el Reino Unido, donde los laboristas han obtenido una gran victoria, mientras que los franceses se dirigen a las urnas para la segunda vuelta de las elecciones legislativas el domingo 7 de julio.

Pero los dos equipos han tenido enfoques radicalmente distintos de sus respectivas situaciones políticas, con los franceses siendo mucho más ruidosos que los ingleses.

Mbappé advierte que Francia está en peligro

El capitán de la selección francesa, Kylian Mbappé, advirtió este jueves de que su país se encuentra en una situación política “catastrófica”, mientras se acerca al primer Gobierno de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial.

En la primera vuelta de unas elecciones precipitadas, la Agrupación Nacional obtuvo un fuerte respaldo, en torno al 33% de los votos en todo el país, lo que deja al partido de Marine Le Pen a las puertas del poder.

“Creo que ahora, más que nunca, hay que ir (a votar)“, dijo Mbappé en Hamburgo antes del partido.

“Es una coyuntura urgente. No podemos dejar que nuestro país caiga en manos de esta gente. Es acuciante: hemos visto los resultados, es catastrófico“.

Mbappé hizo un llamamiento similar antes de la Eurocopa 2024, cuando dijo que “los extremos están llamando a la puerta del poder“.

El defensa Jules Koundé fue otro jugador en salir, diciendo que estaba “decepcionado de ver la dirección que está tomando nuestro país” en un comentario el lunes.

El presidente Emmanuel Macron convocó elecciones anticipadas tras la derrota de su partido en las elecciones al Parlamento Europeo del mes pasado, apostando por que la extrema derecha no repitiera su éxito en unas elecciones nacionales.

Los jugadores de Francia han sido preguntados regularmente por la situación política en su país durante las ruedas de prensa de la Eurocopa 2024.

El extremo francés Ousmane Dembélé afirmó que “ha saltado la alarma”, y su compañero Marcus Thuram fue más allá, al afirmar que los franceses “tienen que luchar a diario para que la Agrupación Nacional no triunfe”.

También el delantero Olivier Giroud llamó a la gente a salir a votar.

John Stones, de Inglaterra, juega dardos contra un periodista antes de una conferencia de prensa en Blankenhain, Alemania, el jueves 4 de julio de 2024.
John Stones, de Inglaterra, juega dardos contra un periodista antes de una conferencia de prensa en Blankenhain, Alemania, el jueves 4 de julio de 2024. – AP/Thanassis Stavrakis

Los jugadores ingleses no revelan su intención de voto

“Zona libre de política” fue el veredicto del defensa John Stones sobre la concentración de Inglaterra el jueves, mientras los británicos se dirigían a las urnas para sus elecciones generales.

Stones se mostró encantado de hablar sobre el partido de cuartos de final de Inglaterra contra Suiza, pero admitió que no tenía ni idea de las intenciones de voto de sus compañeros.

“No podría decirte nada de los otros chicos. Estoy seguro de que será algo de lo que se hablará esta noche, más tarde, pero no podría decirte a quién votan. Se lo guardan en el pecho”, afirmó.

Inglaterra se enfrentará a Suiza el sábado a las 18:00 en Düsseldorf.

Caos diplomático entre Turquía y Alemania

Aunque no hay elecciones en curso en Turquía, la selección está envuelta en una polémica diplomática con el país anfitrión, Alemania.

Turquía se enfrenta a Países Bajos a las 21:00 en el otro partido de cuartos de final del sábado.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha cancelado un viaje a Azerbaiyán para estar en Berlín y apoyar a los jugadores tras la polémica suscitada por un controvertido gesto político realizado por un jugador en el partido del martes contra Austria.

Tras marcar su segundo gol, el turco Merih Demiral hizo una señal con cada mano, reconocida como símbolo del nacionalismo turco, ya que está asociada a la organización ultranacionalista Ulku Ocaklari, conocida popularmente como los Lobos Grises.

Merih Demiral, de Turquía, celebra tras marcar el segundo gol de su equipo durante un partido de octavos de final entre Austria y Turquía.
Merih Demiral, de Turquía, celebra tras marcar el segundo gol de su equipo durante un partido de octavos de final entre Austria y Turquía. – AP/Ebrahim Noroozi/Copyright 2024

La UEFA abrió una investigación sobre el “presunto comportamiento inapropiado” del jugador.

La medida disciplinaria se produjo tras la petición de sanción de la ministra del Interior alemana, Nancy Faeser, quien declaró en X que “los símbolos de la extrema derecha turca no tienen cabida” en los estadios alemanes.

El miércoles, en una serie de represalias, Turquía convocó al embajador alemán, antes de que Alemania le correspondiera el jueves. Demiral describió su gesto como algo relacionado con su “identidad turca, porque estoy muy orgulloso de ser turco”.

El grupo Lobos Grises se fundó como rama juvenil del partido de extrema derecha turco Movimiento Nacionalista, que actualmente mantiene una alianza con el partido gobernante de Erdogan.

El grupo ha sido prohibido en Francia, mientras que Austria ha prohibido el uso del saludo y Alemania mantiene sus actividades bajo escrutinio.

Los gestos y exhibiciones nacionalistas tanto de jugadores como de aficionados han sido noticia varias veces en la Eurocopa 2024, y la UEFA ha impuesto multas de decenas de miles de euros a varios países, entre ellos Croacia, Albania y Serbia.