El reloj corre en contra de los intereses del PSG. Pasan las semanas y Kylian Mbappé sigue sin renovar el contrato que une a ambas partes hasta el 30 de junio de 2022 pese a los reiterados intentos del club francés por convencer al joven crack y obtener su anhelada firma. Mientras, el Real Madrid sigue atento a la situación en espera de que se den las circunstancias idóneas para acometer un fichaje que se ha convertido en su gran objetivo de mercado ya que considera a Mbappé un jugador fundamental para su proyecto.

Las posturas en París se mantienen por ahora inflexibles. El PSG insiste en su estrategia de mantener a toda costa en sus filas a Mbappé, pero ni el director deportivo, Leonardo, ni el presidente Nasser Al-Khelaïfi, quien ha decidido tomar parte directamente en las conversaciones, han logrado desencallar el tema.