Más robos en las menores

by May 19, 2021

¿Estás en búsqueda de más acción en las bases? Voltea al nivel Clase-A Fuerte o Baja.

En marzo, Major League Baseball anunció que implementaría cambios en los cuatro niveles de las menores. En Clase-A Fuerte, todos los lanzadores tienen que salir completamente de la goma para tirar a alguna de las bases. En Clase-A Baja, los monticulares sólo tienen permitido intentar sorprender al corredor un máximo de dos veces por turno. Esto se hizo específicamente para incrementar potencialmente el número de bases robadas, que a su vez generan mayores emociones en el diamante. También se hicieron de una forma aislada por los distintos niveles para estudiar mejor sus efectos.

Transcurridas dos semanas, el resultado inicial ha sido positivo. Las bases robadas y sus intentos han incrementado significativamente en los niveles inferiores de las menores.

Comencemos con Clase-A Fuerte y comparemos la tasa de bases robadas y de outs en intentos de robo en las primeras dos semanas de las últimas tres temporadas.

Los números son claros. Los equipos de este nivel han incrementado en un 50% sus intentos de robo en comparación con el 2019, pasando de 1.19 por juego a 1.79. Es fácil encontrar el motivo. Con los lanzadores necesitando salirse por completo para lanzar a las bases, los corredores se están abriendo más y están teniendo mejores saltos.

Eso ha llevado a una caída significativa en los outs en intentos de robo. Los receptores estaban entre el 32.6% y el 32.8% en las últimas tres campañas. Eso ha caído a 20.9 en las primeras dos semanas del 2021.

Claro, todo esto podrían ser números exagerados en una muestra bien pequeña y puede que la falta de acción esté perjudicando a los receptores. Pero una diferencia tan marcada, de la mano a un cambio en las reglas, es importante de destacar.

La historia se repite en Clase-A Baja.

Aquí es menos probable ver un intento de robo de bases que en el nivel superior, pero es más probable ver una base robada con éxito.

Ha habido un incremento en los robos por equipo en un 71.1% en comparación al 2019, mientras que la tasa de outs en intentos ha caído a casi la mitad. Claro, tal vez la falta de acción sea un factor, pero no puede descartarse el efecto de las nuevas reglas. Con los lanzadores teniendo apenas dos tiros a las bases, los corredores pueden tomar un salto increíble.

Para demostrar qué tan importante es lo que está ocurriendo en ambos niveles mencionados, miremos lo que ocurre con las bases robadas en Doble-A y Triple-A.

La tasa de estafadas en Doble-A está básicamente estancada. La nueva regla en este nivel trata de que los jugadores deben mantenerse en la tierra (para limitar el shift, o ajuste defensivo) y eso no afecta con las bases robadas.

Ha habido un incremento en Triple-A, aunque está lejos de lo que ocurre más abajo. En este nivel, la nueva regla aumenta el tamaño de las bases a 18 pulgadas (de 15), en un intento por limitar las lesiones. Tampoco influye en los robos.

Aquí, algunos prospectos que están aprovechando las nuevas reglas:

Nasim Núñez, SS, Marlins, Clase-A Baja Jupiter (13er prospecto del equipo)
Núnez se estafó 28 bases en 51 intentos en el 2019, así que el robo no es nada nuevo para él. Sus 11 en 10 juegos en el año son la mayor cantidad en las menores. Sólo el 9 de mayo se estafó cuatro.

Zac Veen, OF, Rockies, Clase-A Baja Fresno (1ro, 43 en MLB)
Los Rockies lo seleccionaron en el Draft amateur por su cantidad de herramientas, aunque la más discreta que tiene es la de la velocidad. Pero eso no le ha impedido robarse 10 bases en 11 partidos por Fresno, convirtiéndose en el líder del Oeste. Veen aprovecha los grandes saltos que está dando, producto a la nueva regla. Este fin de semana logró su tercer robo de home consecutivo.

Oswald Peraza, SS, Yankees, Clase-A Fuerte Hudson Valley (4to)
El venezolano se estafó nueve bases en los primeros nueve encuentros. Sin embargo, no ha intentado ningún robo en sus últimos tres juegos. ¿Por qué? Comenzó a dar jonrones.

Eddy Díaz, 2B/SS, Rockies, Clase-A Fuerte Apokane (21ro)
El cubano se estafó 104 almohadillas en sus primeras tres temporadas en las fincas de Colorado, así que es una apuesta fácil pensar que aprovechará las nuevas condiciones. Se ha robado siete en 10 partidos en lo que va de año.

Blaze Alexander, SS, D-backs, Clase-A Fuerte Hillsboro (17mo)
Pese a ser evaluado con una velocidad promedio, se las ha ingeniado para robarse cuatro bases en sus primeros 11 encuentros, gracias a su agresividad. Está encaminado a superar el máximo de carrera de 14 que consiguió en el 2019.