Russell Westbrook puede reventar definitivamente un récord histórico: lleva 181 triples-dobles en la NBA, los mismos que el mítico Big O, Oscar Robertson. Con uno más, hoy mismo en el partido contra Atlanta Hawks, se pondrá al frente del ranking histórico. Lo va a conseguir, en este encuentro o en uno de los siguientes en esta recta final de regular season, en una temporada tremenda, en la que ha recuperado su mejor versión en Washington Wizards: lleva 35 triples-dobles y promedia 22 puntos, 11,6 rebotes y 11,5 asistencias. Tiene asegurado promediar un triple-doble en una temporada completa por cuarta vez en su carrera. Hasta ahora, solo Robertson lo había logrado… una sola vez: temporada 1961-62.

En una campaña en la que en la NBA se han superado los 130 triples-dobles y en la que se establecerá un nuevo récord absoluto, Westbrook lleva más de una cuarta parte él solo. Le siguen Nikola Jokic (15), James Harden (12) y Luka Doncic (10). En una prueba de que esta estadística es más accesible que nunca para los jugadores, Harden ya es octavo histórico (58), Jokic noveno (56) y Luka Doncic, que está completando su tercera temporada, es undécimo con 35. LeBron James, por su parte, es quinto con 99.

Westbrook ha pulverizado también el récord con los Wizards, que lo tenía desde el tramo 1988-1991 un Darren Walker que ahora entran a la Universidad de Arkansas-Little Rock y bromeaba en charla con David Aldridge (The Athletic): “Uno de mis jugadores, después de un entrenamiento, me dijo ‘los Wizards se han hecho con Westbrook en un traspaso, así que tu récord se va a acabar’. Desde entonces sabía que era cuestión de tiempo”.

Pero pocas palabras (también recogidas por Aldridge) tienen más validez para poner en perspectiva lo que está haciendo Russell Westbrook que las de Magic Johnson, tercero en el ranking de triples-dobles (138) y la personificación del jugador total: “Es genial ver a alguien como Russell Westbrook recibir el respeto que merece. Cuando vemos highlights todo para girar sobre cuántos puntos ha metido un jugador, desde cómo de lejos ha tirado otro… Russell no encaja en ninguna de esas cosas. Ves a jugadores que meten 50 puntos, 60… o que anotan ocho triples. Pero no le ves a él cuando ha cogido… ¿cuánto fueron el otro día, 20 rebotes? Muchos jugadores juegan trece años, quince años, y nunca cogen 20 rebotes. Con las asistencias igual. Yo sé que repartí 24 en un partido muchas veces, pero para él llegar a 24… muchos bases nunca llegan a esa cifra. Hace cosas que hacen que merezca todo ese respeto, el amor. Es muy grande, son cosas que ni yo podría haber hecho. Así que sé cómo de grande es lo que está haciendo”.

Magic reivindica el dominio del juego de Westbrook: “Muy pocos pueden hacer lo que él hace. Por encima de todo, estás controlando el ataque, consiguiendo tiros para todo el mundo. Eso es lo más complicado: asegurarse de que Bradley Beal tiene sus tiros… y así con todos. Estás poniendo a todos en una situación óptima pero también estás anotando por tu cuenta. Y estás muy activo en defensa porque casi todos los rebotes los coge en defensa. Hoy en día ves a LeBron James, pero no a muchos más que dicen ‘voy a controlar todo lo que pasa en ataque y en defensa. Westbrook crea contras más vertiginosas para los Wizards. Como hacía yo: cuando cogía un rebote, era mejor para los Lakers. Porque en un segundo ya no estaba allí, y dejaba a dos y hasta tres rivales detrás de mí. Por eso el Showtime era lo que era, especialmente si yo cogía un rebote y salía corriendo. Con Westbrook es igual”.