Madrid abraza a Alcaraz

by Apr 26, 2023

En plena expansión, con más participación que nunca y con un calendario a la altura de un Grand Slam, el Masters 1000 de Madrid irrumpe en el circuito con las mejores raquetas del momento y abrazado a la repercusión de Carlos Alcaraz que invade la Caja Mágica como vigente campeón y como gran sensación del tenis actual.

Abanderado de la nueva generación que ya ha llegado, con un título del Grand Slam en su mochila, experimentado en la cima de la clasificación mundial a la que pretende regresar y con nueve trofeos ya en su historial, tres en la presente temporada, el más reciente el domingo pasado en Barcelona, Alcaraz es el gran reclamo de Madrid y el rival a batir.

Fue el 2022 el de la consolidación del jugador murciano en el tenis profesional. Llegó a la Caja Mágica entonces a la expectativa, después de ganar también el Conde de Godó, como ahora y con su primer Masters 1000, en Miami, como carta de presentación definitiva. No dudó el español que logró vencer en Madrid tras ganar a jugadores como Rafael Nadal, Novak Djokovic o Alexander Zverev, en la final.

Ya no es una incógnita, una revelación Alcaraz. No cuenta con el factor sorpresa. No es aire fresco. Es una realidad, un tipo a tener en cuenta en cada gran competición.

Se topa Carlos Alcaraz en Madrid con un gran evento que ha pasado de 56 a 96 jugadores y que ha alargado su duración hasta las dos semanas. Ya está a la altura de eventos como Indian Wells o Miami que pujaban por la consideración de ‘quinto Grand Slam’.

La competición que nació hace veintiún años, en el 2002, en pista cubierta, rápida, como Masters Series, heredero del evento hasta entonces organizado en Stuttgart, ha dado el estirón. Se gestó como un torneo ATP y en su octava edición, en el 2009, ya se incluyó al cuadro WTA y se transformó en un gran acontecimiento mixto que multiplicó su presupuesto, se mudó de la Casa de Campo a la Caja Mágica, con tres estadios de primer nivel, con techo retráctil y otras pistas externas que dieron vida a un recinto deportivo de primer nivel.

El Mutua Madrid Open llega ahora, en puertas de Roland Garros, con la duda alrededor de Rafael Nadal y también de Novak Djokovic y con una nueva generación, pujante, acaudillada por Alcaraz pero con el danés Holger Rune, el ruso Andry Rublev o el griego Stefanos Tsitsipas en plena ebullición.

Alcaraz empezará ante el ganador del duelo entre el finlandés Emil Ruusuvuori o el francés Ugo Humbert; Daniil Medvedev, segundo favorito, puede toparse de entrada con el británico Andy Murray, vencedor en Madrid dos veces (2008 y 2015); Tsitsipas espera al ganador del partido de primera ronda entre el británico Kyle Edmund o el austríaco Dominik Thiem, uno de los invitados del torneo junto al joven español Martín Landaluce, el jordano Abdellah Shelbayh y el suizo Stanislas Wawrinka que puede ser el rival del ruso Rublev si antes supera al estadounidense Maxime Cressy. Holger Rune aguarda o al colombiano Daniel Elahi Galán o el kazajo Alexander Bublik, el noruego Casper Ruud a un adversario que procederá de la fase previa.

LA CARRERA POR EL NÚMERO UNO

La ausencia de Novak Djokovic por la lesión en el codo derecho incentiva la carrera por el número uno del ránking ATP. Los dos primeros favoritos de la Caja Mágica, Carlos Alcaraz y Daniil Medvedev, mano a mano. El español, campeón el pasado año, defiende 1000 puntos. Si alza de nuevo el trofeo dentro de dos semanas, el murciano se asegura regresar a la cima si disputa un solo partido del Masters 1000 de Roma, el siguiente torneo a Madrid.

Alcaraz inicia la semana a solo 365 puntos del serbio que no podrá defender la semifinal lograda el pasado año.

No le gusta a Medvedev la tierra batida y no lo disimula. El número 3 del mundo participará en Madrid por cuarta vez. Nunca ha superado los octavos de final del 2021. Ausente en la pasada temporada, sumará a poco que haga en la Caja Mágica. Está a 1895 puntos del número uno. Ganador de cuatro trofeos en lo que va de temporada disputará su segundo evento en polvo de ladrillo tras Montecarlo.

El Mutua Madrid Open supone un desafío para el ruso y también para su compatriota Andrey Rublev, el griego Stefanos Tsitsipas o el noruego Casper Ruud.

Rublev dio un salto de calidad hace dos semanas cuando consiguió su primer Masters 1000 en Montecarlo. Llega a Madrid, además, como finalista en Banja Luka donde perdió ante Dusan Lajovic mientras Tsitsipas, subcampeón en Barcelona, batido por Alcaraz, aún no ha estrenado su palmarés en lo que va de 2023.

Finalista en Madrid en el 2019 llega a la Caja Mágica para explotar sus virtudes en tierra y acabar con el maleficio de lo que va de curso. No llega el griego a Madrid en depresión como el noruego Casper Ruud, aún distanciado del nivel de otros cursos. El cuarto jugador del mundo, ganador en Estoril este 2023, está lejos del nivel del pasado ejercicio, finalista de dos Grand Slam -Roland Garros y Abierto de Estados Unidos-, o subcampeón en las Finales ATP.

Holger Rune, la otra sensación de la nueva generación de Alcaraz, debuta en Madrid. Campeón en Múnich llega crecido a la competición que también tiene en cuenta a otros como el canadiense Felix Auger Aliassime que se estrenará en tierra en este curso o Taylor Fritz, aún pendiente de lograr un buen resultado en arcilla.

ALEXANDER ZVEREV, LA INCÓGNITA

Actualmente instalado en el decimosexto lugar del ránking irrumpe Zverev que llegó a ser el número dos del mundo hace casi un año. Una dura lesión en la semifinal de Roland Garros contra Rafael Nadal echó por tierra la progresión del jugador de Hamburgo, de dieciséis años, finalista en Madrid en el 2022, superado por Alcaraz.

Zverev ya sabe lo que es ganar en la Caja Mágica. Lo hizo en el 2021 y en el 2018. Con diecinueve títulos a sus espaldas pretende encontrar en Madrid el punto de inflexión de su recuperación en un año donde las semifinales de Dubai han sido su mejor registro. Llegó a octavos en Montecarlo, superado por Medvedev y en Múnich, que ha ganado dos veces, no logró ganar ningún partido.

Santiago Aparicio