El venezolano Luis García, abridor de los Astros, continúa fortaleciendo su candidatura al premio Novato del Año de la Liga Americana.

García lanzó seis entradas en blanco la noche del sábado en el Minute Maid Park durante la victoria 4-0 sobre Minnesota que puso fin a una racha de tres reveses de los Astros.

El joven distro, que no había lanzado más arriba de Clase A antes de debutar en las Grandes Ligas el año pasado (y abriendo luego un juego en la postemporada), ha tirado ya 106.2 innings esta temporada, acercándose a los 108.2 actos que lanzó en el 2019 entre Clase A Quad Cities y Clase A Fayetteville.

Los Astros van a monitorear de cerca la carga de trabajo de García en las próximas semanas mientras avanzan camino a la postemporada, considerando que el venezolano apunta a ser una pieza clave de la rotación en octubre. Es posible que haga hasta ocho o nueve aperturas más, lo que podría añadir alrededor de otros 50 innings a su total del 2021 antes de los playoffs.

Pero García, que tiene un récord de 8-6 con 3.21 de efectividad y 129 ponches por 32 boletos, no está pensando todavía tan lejos y simplemente se mostró contento de haber reencontrado el riel tras un par de malas aperturas en la ruta.

“Estoy contento con los resultados y con el juego que lancé esta noche (el sábado)”, dijo.

García dominó a placer al lineup de los Mellizos, retirando a 18 de los 20 bateadores que enfrentó, sin dejar que nadie le pisara la tercera base. Fue un repunte para el abridor de los Astros, que venía de permitir cinco carreras limpias en 4.2 actos en cada una de sus dos últimas aperturas, ambas como visitantes.

“Utilizó su pitcheo rompiente, su cutter, pero no dejó ninguno en el corazón del plato”, dijo Dusty Baker, el manager de los Astros. “Su control estuvo muy bien. Usualmente llega a la marca de los 80 pitcheos y tiende a perder algo, y normalmente eso es en el quinto o sexto inning, y estaba vez completó el sexto. Recibió algo de ayuda de la defensiva, pero estuvo muy bien”.

García, que estuvo trabajando con el receptor Jason Castro sólo por quinta vez esta temporada, ha lanzado dos salidas seguidas sin permitir carrera en Minute Maid Park. Cuando venció a Cleveland el 20 de julio, tiró seis innings en blanco con tres hits permitidos, cero boletos y ocho ponches. Esta temporada tiene efectividad de 2.03 y 74 ponches en 62.1 innings en casa.

“García estuvo muy afilado”, dijo el manager de los Mellizos, Rocco Baldelli. “Lanzó muy, muy bien con sus pitcheos rompientes. No era simplemente que estaba lanzando curvas en el medio del plato. Sus envíos quebrados son muy buenos. Se puede poner adelante en la cuenta con ellos. Conseguir que los rivales abaniquen la brisa. A los muchachos les cuesta verlos bien (sus pitcheos). Es un buen pitcher, saben. Tiene una tremenda habilidad para manipular la pelota”.