Si hubiese que describir la forma de pensar de los Marlins para el 2021 en una palabra, sería “progreso”. Es una palabra que fue mencionada muchas veces por el principal propietario Bruce Sherman y el presidente ejecutivo Derek Jeter durante una conferencia vía Zoom esta semana, en la que ambos respondieron preguntas de los medios locales por más de 45 minutos.

Los Marlins, que llegaron a la postemporada por primera vez en 17 años en el 2020, tratarán de aprovechar ese impulso en la extremadamente competitiva División Este de la Liga Nacional. Fuera del diamante, esperan contar nuevamente con aficionados en las tribunas y firmar un nuevo contrato de televisión. En general, una cosa se mantiene constante: El mismo plan del grupo de propietarios ahora en el cuarto año desde que adquirieron la franquicia.

“Creo que lo que te gustaría ver es progreso todos los años”, dijo Jeter. “Y me refiero a progreso en el lado de las operaciones de béisbol y en el lado de los negocios. Pienso que una de las cosas decepcionantes del año pasado obviamente con la pandemia es que escuchabas sobre la emoción de la fanaticada, pero no podían venir al estadio. Me encantaría muchísimo ver cómo se ve eso”.

En esta temporada muerta, ha habido un balance entre mejorar el roster de 40 y a la vez mantener en mente el continuo desarrollo del sistema de fincas. La pandemia del COVID-19, que canceló la campaña de ligas menores, dejó sin turnos e innings a muchos jóvenes. Por lo tanto, la organización se enfocó en mejorar el relevo, firmando a Anthony Bass y Ross Detwiler y adquiriendo en cambios a Dylan Floro y Adam Cimber. Al margen de Detwiler, todos están bajo control contractual del club por dos años o más. Adam Duvall se unirá a Corey Dickerson y el dominicano Starling Marte en los jardines.

A pesar de completar al joven cuerpo de pitcheo con jugadores de posición veteranos, no habrá trabajos seguros llegada la primavera. Sólo porque un prospecto de primera línea empiece la temporada en las menores no significa que no vaya a tener oportunidades a lo largo de los 162 partidos.

“Tenemos que asegurarnos de darles oportunidades a nuestros muchachos. No queremos bloquearlos, porque necesitamos que se sigan desarrollando”, explicó Jeter. “Sé que llegamos a la postemporada el año pasado y nuestra meta cada año es regresar a la postemporada. Pero al mismo tiempo, tenemos que ver el panorama completo y procurar que los jóvenes reciban la oportunidad de jugar y la oportunidad de competir por puestos. Tenemos un montón de muchachos que están cerca, que están golpeando a la puerta, pero tienen que seguir desarrollándose”.