Desde que llegaron a la Final de AFC en 2017, los Jaguars han ido en franco descenso hasta terminar con foja de 1-15 en 2020. No obstante, en el TIAA Bank Field consideran que el club solo puede mejorar en 2021.

En entrevista para NFL Network, el wide receiver D.J. Chark explicó que con los movimientos realizados por Jacksonville en la temporada baja (agencia libre y draft), la organización será un rival complicado.

“La temporada de 1-15 es algo que no queremos repetir. Todos entendemos eso. Los jugadores que llegaron lo hicieron de programas ganadores, entonces queremos desarrollar una cultura ganadora y creo que la hermandad que hay es buena. Creo que impactaremos a mucha gente. No soy una persona que fije récords como metas o que diga nuestro récord, pero creo que vamos a ser un equipo emocionante”, desarrolló.

Las palabras de Chark no son a la ligera. Tan solo en la primera ronda del Draft 2021 reclutaron a Trevor Lawrence (considerado un talento generacional) y al running back Travis Etienne –ambos provenientes de Clemson. Además, en el mercado de jugadores adquirieron a los receptores Marvin Jones y Phillip Dorsett y al esquinero Shaquill Griffin.

Motivos de sobra

Otro factor que motiva a Chark a tener la mejor temporada de su carrera es que 2021 será el último año de su pacto de novato (cuatro campañas, 4.44 millones de dólares), por lo que deberá convencer a la gerencia de los Jaguars de que es el WR1 de Lawrence.