Francisco Lindor ha podido jugar en 73 de los 74 partidos de esta temporada para los Mets de Nueva York. El nacido en Caguas, Puerto Rico, está de acuerdo con que la División Este de la Liga Nacional se está poniendo muy dura y esto, sin dudas, es excelente para el béisbol.

“La división siempre supimos era fuerte”, dijo Lindor en esta entrevista que realizamos este pasado fin de semana. “Están los campeones de la Serie Mundial pasada. Yo sabía que la pelea por el Este iba a ser dura todo el año, pero eso es lo bueno. Mientras mejores son los equipos que enfrentamos a través del año, en mejores nos convertimos.”

Los Mets en este 2022, a pesar de lesiones muy importantes como las de Max Scherzer y Jacob deGrom, han podido conseguir 47 triunfos frente a solo 27 derrotas, liderando no sólo el Este de la Liga Nacional, sino siendo el mejor equipo de todas Las Mayores por detrás de sus vecinos los Yankees.

“Uno no puede pensar que porque si Scherzer o deGrom no están aquí ya se perdió la temporada. Uno tiene que trabajar fuerte y lo que para algunos es una caída, otros de ella se levantan.”

Lindor, opina que son las situaciones complicadas las que demuestran al verdadero jugador profesional y nos comentó, que no todos saben ser de esa manera:

“Aunque estamos en Grandes Ligas, no todos los peloteros aquí saben portarse como profesionales y eso se ve, por ejemplo, cuando un jugador importante sufre una lesión, pero otro llega y lo sustituye, sabiendo comportarse y haciendo el trabajo al final del día.”

Si alguien ha tenido que lidiar con dificultades ha sido “Paquito”, quien perdió 37 juegos de su equipo en 2021 y no tuvo el rendimiento que muchos esperaban en su primera temporada en Queens, pero pareciera que su mentalidad lo está llevando al camino del éxito.

“Hay que aceptar cuando uno comete un error. Decir discúlpame y yo lo voy a arreglar. Eso es ser profesional. Uno solo no hace el equipo ni se puede creer más que nadie por más éxito que hayas tenido, ya que no significa que seas el mejor. Uno tiene que mantenerse enfocado en su trabajo, ayudar al prójimo y cuando haces algo mal, aceptar tu culpa.

En esta contienda, Lindor ha pegado 12 jonrones y ha remolcado a una impresionante cantidad de compañeros al plato con 56, mientras se ha estafado ocho almohadillas.

Las cosas pintan buenas para el boricua y su equipo. Por ahí vienen unos Bravos de Atlanta peligrosos y unos Phillies y Marlins que pueden hacer daño. ¿Será este el año de los Mets de Nueva York? De ser esta la temporada para los de Queen, no hay dudas de que “Paquito” es clave dentro de estos Metropolitanos que aspiran a cosas grandes en este 2022.