Ha sido uno de los culebrones del verano en la NBA. El batacazo en los últimos playoffs, la salida de Terry Stotts y el no fichaje de Jason Kidd para el banquillo de los Blazers provocaron un sinfín de rumores en torno a la figura de Damian Lillard, que parecía preparado para salir de Portland en busca de un anillo que se le resiste.

Aunque el jugador no se pronunció públicamente, la falta de fichajes de altura para competir por el título y la elección de Chauncey Billups como entrenador hicieron que muchos expertos pusieran a ‘Dame’ en el mercado, sonando para equipos como Lakers, Sixers o Celtics.

Ha sido el propio Lillard, base ‘all star’ y flamante campeón olímpico en Tokio 2020, quien ha dado carpetazo a los rumores y lo ha hecho con un mensaje de tranquilidad para los aficionados de la franquicia de Oregón en redes sociales, afirmando que se queda en Portland.

“De regreso para mucho más… #RIPCity (como se conoce a Portland) es mi ciudad”, escribió el jugador en Instagram en un mensaje al que acompañaba una foto de Lillard rodeado de hinchas de los Blazers, el equipo con el que debutó en la NBA y del que seguirá siendo la gran estrella.