Los Angeles Lakers, muy mermados por las ausencias de Marc Gasol, Anthony Davis y Kyle Kuzma, tiraron de orgullo hoy para plantar cara a los Phoenix Suns pero finalmente cayeron ante uno de los equipos más en forma de la liga (104-114).

Con esta victoria de prestigio en el Staples Center de Los Ángeles, los Suns (23-11) ascendieron al segundo puesto de la Conferencia Oeste y por delante de los Lakers (24-12), que dormirán hoy en el tercer escalón. Ambos siguen a bastante distancia de los líderes del Oeste, los Utah Jazz, que tienen el mejor balance de la liga con 27 victorias y 8 derrotas.

La baja de Marc Gasol por el protocolo del coronavirus se conoció a primera hora de la tarde y lastró totalmente la rotación interior de los angelinos, de por sí limitada por la lesión de Anthony Davis desde mediados de febrero.

Las malas noticias para los Lakers continuaron hasta muy poco de empezar su duelo ante los Suns, ya que con el partido a punto de comenzar se supo que Kyle Kuzma tampoco estaría disponible por molestias en el talón.