LeBron James aparcará el 23 y volverá a llevar el número 6 en su camiseta. El alero de los Lakers recuperará el número que ya lució cuando aterrizó en los Heat. El cambió no hará que Anthony Davis cambie el suyo y se ponga el 23, como pretendía LeBron, que lucía en Nueva Orleans, sino que continuará con el 3 con el que ganó el anillo en su primera temporada en Los Ángeles.

El alero de Akron ya pretendió un cambio de dorsal cuando Davis aterrizó en los Lakers, pero la multinacional Nike lo frenó para no perder todo el merchandising que había producido, vinculando el número 23 a la figura de LeBron. James ha esperado, pero ahora es Davis quien no cambiará de número ya que pretende que su camiseta sea retirada en el Staples con el ‘3’ a la espalda.

Lo que es seguro es que el cambio de dorsal es una buena operación tanto para LeBron James como para los Lakers como para Nike, ya que tendrán seis camisetas más (los uniformes que usará el equipo angelino la próxima temporada) con las que aumentar las ventas y los ingresos.

La elección del ‘6’ por parte de LeBron, que usará ese mismo dorsal como miembro del ‘Tune Squad’ en ‘Space Jam: A New Legacy’, responde a un homenaje a las figuras de Bill Russell y Julius Erving, dos de los grandes mitos de la NBA, además de recuperar el número con el que ganó sus dos primeros anillos en la liga.