Las charlas entre Lamar Jackson y los Ravens para renovar al mariscal de campo, que entra al último año de su contrato de novato, han iniciado, pero con sus diferencias presentes y acentuadas.

De acuerdo con un reporte de Ben Violin, de The Boston Globe, ambas partes están lejos de llegar a un acuerdo que asegure la permanencia del pasador en Baltimore.

Para 2021, Jackson recibirá alrededor de 1.77 millones de dólares, de acuerdo con cifras de Over The Cap. Los Ravens, a su vez, pueden ejercer la opción de quinto año en el contrato del pasador.

Hace tres años, con la posición número 32 del sorteo colegial, los Ravens seleccionaron a Lamar Jackson marcando el final de la era de Joe Flacco en los controles del club y el inicio de un nuevo esquema de juego lleno de dinamismo y jugadas terrestres.

El egresado de Louisville logró una temporada de despunte en 2019 consiguiendo los honores del MVP a sus 23 años. Ese año, Jackson llevó a los Ravens al mejor récord de la NFL con 14 victorias en 16 partidos. En el juego aéreo completó 66.1% de sus envíos para 3,127 yardas, pero pasó para 36 touchdowns, la más alta cantidad de la liga, y seis intercepciones.

También alcanzó la cifra de las 1,000 yardas terrestres (1,206), imponiendo una nueva marca en la NFL. Por esa vía sumó siete anotaciones.

En los playoffs, sin embargo, los Ravens cayeron ante Tennessee Titans en la Ronda Divisional.

Jackson viene de ganar su primer partido de postemporada en la última campaña, pero, nuevamente, los Ravens no pudieron pasar de la Ronda Divisional.

En total, Jackson suma 7,085 yardas aéreas en 37 partidos como titular y 2,906 yardas terrestres con 87 touchdowns combinados por 28 entregas de balón (18 intercepciones y 10 balones sueltos perdidos).

Jackson tiene registro de 34-12 en fase regular y 1-2 en los playoffs.